El recluso asesinado en Villa Urquiza había denunciado venta de droga en el penal

El reo había sido trasladado al penal pese a que se le habían garantizado medidas de seguridad por la acusación que había realizado.

23 Nov 2017
2

VIOLENTO CHOQUE. En el patio del Anexo I del penal se produjo el mortal enfrentamiento entre los reclusos que estaban purgando condena. la gaceta / foto de analia jaramillo

Todo parecía indicar que se habría tratado de otra violenta pelea entre dos internos que terminó con la muerte de uno de ellos. Sin embargo, con el correr de las horas, fueron apareciendo nuevas versiones de qué es lo que pudo haber sucedido en el penal de Villa Urquiza. Ahora la Justicia trata de establecer si el homicidio de un recluso está vinculado a la denuncia que realizó en contra de un grupo de guardiacárceles por venta de drogas.

Eran las 16.15 y todo transcurría con normalidad en el patio del Anexo I de la cárcel. De pronto, se escucharon gritos y los guardias encontraron a Fernando Sebastián Medina, de 31 años, tirado en el suelo con una herida de arma blanca en el tórax, otra en el brazo y una tercera en la pierna. Fue trasladado de urgencia al hospital Avellaneda, donde poco pudieron hacer. Falleció a los pocos minutos de haber ingresado.

Después de una serie de averiguaciones, personal del penal identificó a Alejandro Sebastián “Pichi” Mendoza como el presunto autor del ataque. Por orden de la fiscala Adriana Giannoni lo llevaron a un lugar dentro de la cárcel para evitar que tuviera contacto con otros internos.

EL ACUSADO. Alejandro Sebastián “Pichi” Mendoza.

Mientras se identificaba al autor del ataque, la defensora de la víctima realizaba una grave denuncia. “Vamos a presentarnos para denunciar que Medina fue asesinado en un plan de venganza. Hace poco tiempo denunció al personal de servicio penitenciario porque vendían drogas. Por cuestiones de seguridad, a pesar de ser condenado, había sido trasladado a la seccional 7ª. De allí lo trasladaron sin avisarnos el domingo. Tres días después lo matan”, aseguró Silvia Furque, abogada de Medina.

La profesional dijo a LA GACETA que a partir del martes comenzaron a realizar gestiones ante Roberto Guyot, juez de Ejecución de Penas, para preguntarle el porqué de su traslado. “Estuvimos el martes y hoy (por ayer) y no tuvimos ningún tipo de respuesta. Horas después tenemos que lamentar su muerte. Por eso vamos a solicitar que se realice una profunda investigación porque no entendemos cómo pudo haber estado sin protección después de haber realizado esta denuncia”, comentó.

La otra versión

“Estamos en plena investigación y no podemos descartar ninguna de las hipótesis que se manejan. Sin embargo, creemos que los problemas existen desde hace mucho tiempo. Ambos eran oriundos del barrio Victoria y habrían estado enemistados por problemas entre familias. Dicen que hay hasta un homicidio de por medio”, aseguró Guillermo Snaider, director general del Servicio Penitenciario.

El funcionario confirmó que Medina fue trasladado el domingo al penal desde la seccional 7ª- “Hubo un principio de motín en esa dependencia y por eso fue trasladado nuevamente al penal. No sabíamos cuál era el motivo, sólo cumplimos con el pedido del juez Guyot. La Justicia investigará el supuesto móvil y nosotros realizaremos una investigación interna para deslindar la responsabilidad del personal”, agregó Snaider.

Por último, el funcionario relató cómo se produjo el incidente. “Mendoza estaba tomando clases y Medina paseaba por el lugar. Se vieron y se enfrentaron en el medio del patio. Medina habría golpeado a su rival con un palo y Mendoza lo atacó con un arma blanca que por ahora no fue encontrada”, dijo.

Antecedentes

Furque confirmó que Medina estaba cumpliendo una condena de menos de seis años por haber participado en un robo agravado. “No le quedaba mucho tiempo para comenzar a gozar de salidas transitorias”, informó la defensora.

Mendoza, en cambio, acababa de comenzar a cumplir la condena de 18 años que recibió el año pasado por parte de un tribunal por el homicidio de Melanie Eliane Williams.

Asalto y tragedia

El crimen de la joven de 23 años fue perpetrado el 27 de marzo de 2014 en el barrio Victoria. Esa noche, pasadas las 20.30, caminaba junto a tres amigas por Miguel Lillo al 1.400. En ese momento, un delincuente las interceptó. Primero le robó a una de las amigas de Melanie, a quien también le produjo un corte en el brazo. Pero Melanie salió en su defensa y golpeó al ladrón hasta derribarlo. Cuando este se puso de pie, sacó un cuchillo y se lo clavó en el corazón. La herida fue tan profunda que la joven dejó de respirar antes de llegar al hospital.

Comentarios