Guillermo Snaider: “no somos ninguna mafia”

El director de Instituto Penales dice que colabora con la Justicia.

26 Nov 2017

Su tono de voz cambió cuando se le consultó sobre la hipótesis que manejaba la Justicia sobre el crimen del recluso Fernando Sebastián Medina. “No somos una mafia, somos trabajadores comunes y corrientes. Por supuesto que, como en cualquier lado, hay manzanas podridas y nosotros hacemos todo lo que está a nuestro alcance no sólo para separarlas del cuerpo del servicio penitenciario, sino para dejarlas tras las rejas”, explicó Guillermo Snaider, director de Institutos Penales.

El funcionario casi no habló del homicidio del joven de 31 años y de todas las irregularidades que están surgiendo a la luz. “Desde un primer momento que estamos colaborando con la fiscalía que conduce (Adriana) Giannoni. Nos enviaron oficios que ya fueron respondidos. Paralelamente iniciamos un sumario administrativo para determinar si nuestros hombres tienen alguna responsabilidad en el caso”, destacó.

Snaider dijo que hasta el momento no encontró ningún indicio que lo llevara a acercarse a la hipótesis que manejan en la Justicia. “Si realmente se comprobara esa versión, no tenga la menor duda de que actuaremos con todo el peso de la Ley. No vamos a tirar por tierra el trabajo que venimos realizando, por culpa de unos cuantos”, enfatizó el funcionario, que explicó que él no estaba al tanto de los motivos por los que Medina y su compañero fueron trasladados a la seccional 7°.

El funcionario destacó la investigación que desarrollaron sus hombres que terminó con la detención de un guardiacárcel que intentó ingresar drogas al penal. El hecho ocurrió en julio y fueron los hombres del servicio penitenciario los descubrieron al que llevaba marihuana, psicofármacos y bebidas alcohólicas.

El agente penitenciario fue acusado de ingresar sustancias prohibidas al penal con fines de comercialización. Por esa razón, aún se encuentra detenido y espera ser enjuiciado. Otros tres compañeros también fueron implicados en el caso, pero luego fueron desligados de la causa. Según la familia de Medina, ellos fueron los denunciados por el preso.

“Hemos demostrado en más de una oportunidad que estamos en contra de estas personas y perseguimos al personal que comete faltas graves”, concluyó.

Comentarios