Las porristas y los concursos de belleza están contra las cuerdas

La sociedad va impulsando cambios de fondo, que apuntan en gran medida a terminar con la cosificación de la mujer.

22 Nov 2017

Después de 32 años de tradición, los organizadores de la Fiesta del Turismo, de Mendoza, decidieron eliminar la elección de la Reina del Turismo. La Cámara de la actividad de esa provincia entiende que los concursos de belleza de este tipo cosifican a la mujer, lo que va en contra de los reclamos vinculados a la violencia de género. “Es fundamental dejar de lado los concursos de belleza”, afirmó el presidente de la Cámara de Turismo de San Rafael, Gonzalo Tortosa, decisión sorpresiva para los cuyanos.

Semanas antes, otro viraje en este mismo sentido se había producido en Boca Juniors. La dirigencia decidió que “Las Boquitas”, el equipo de porristas del club, dejara de presentarse en el estadio antes de los partidos. El último fue el encuentro Boca-Belgrano, del pasado 29 de octubre. Nuevamente, el argumento fue no cosificar a la mujer, al menos en la cancha, porque es posible que hasta que finalice el contrato las chicas se presenten en otros eventos más pequeños. En este caso, las caras largas fueron tanto de los hinchas del club como de las propias porristas.

Pequeños grandes cambios como este parecen dar cuenta de que el mensaje de la lucha en contra de la violencia de género está llegando a los oídos que tienen que llegar. Es que acciones tan naturalizadas como los concursos de belleza o los espectáculos que tienen como único protagonista el cuerpo expuesto de la mujer comienzan a ser cada vez más resistidos, o al menos intentan cambiar de sentido.

Otro ejemplo claro de cachetazo para que la sociedad comience a detectar los escenarios de cosificación fue la elección de Miss Perú 2018, a fines del mes pasado. Las 23 concursantes, en lugar de presentarse con su nombre y sus medidas, aportaron números, pero de otra realidad: sobre los casos de violencia de género en sus respectivos pueblos. “Soy Diana Rengifo, de Ucayali, y más de 300 mujeres en mi departamento son agredidas física y psicológicamente”, dijo una de las candidatas… y así todas.

La reacción del público de Miss Perú fue la sorpresa, pues esperaban escuchar los números que dieran cuenta de la “belleza” de las concursantes. Cristian Rivero, conductor del evento, explicó al finalizar las presentaciones que esta edición el certamen estaría dedicada a enviar un mensaje en contra de la violencia, detalló La Vanguardia.

El mensaje ha llegado

“Creo que las suspensiones de las presentaciones de ‘Las Boquitas’ y del concurso de la Reina del Turismo son producto de la lucha de las mujeres por visibilizar las diferentes formas de violencia y de discriminación. Hace mucho tiempo venimos denunciando eventos como los bikini open, los concursos de ‘belleza’, que utilizan a las mujeres y sus cuerpos para recreación y consumo y refuerzan estereotipos de belleza femeninos”, celebró Adriana Guerrero, integrante del Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de las Mujeres (Cladem).

“Que los organismos y organizaciones de este tipo de eventos decidan suspenderlos es una muestra de que hay sectores de la sociedad (lamentablemente no todos), que lograron entender de qué hablamos cuando denunciamos. Es una buena noticia. Y sería mejor noticia que decisiones como estas se sigan replicando”, agregó Guerrero.

Objetos de consumo

El hecho de que “Las Boquitas”, por más tradición que hayan tenido, dejen de aparecer durante los partidos es un avance en lo que respecta a pensar el lugar que ocupan las mujeres en determinados ámbitos, analizó Mariana Paterlini, coordinadora del Área de Género y DDHH de la ONG Andhes.

La contracara de las porristas bien podría ser la santafesina Gisela Trucco, de 29 años, que el 30 de octubre pasado se convirtió en la primera mujer árbitro asistente que participó de un partido de Primera, en el encuentro Defensa y Justicia vs. Olimpo.

“La figura de la porrista es un objeto de consumo para un publico masculino heterosexual. Es el cuerpo de la mujer puesto a disposición de un supuesto deseo masculino. Y cabe decir supuesto porque no es que todos los varones desean a ese tipo de mujer. Podría ser un espectáculo artístico, pero no lo es”, expresó Paterlini.

La coordinadora también celebró la acción de las concursantes del certamen Miss Perú. “Si bien es un tipo de concurso que refuerza estereotipos de belleza como si fuesen únicos y excluye las múltiples formas de expresión de la belleza, me parece interesante usar esa plataforma para llegar a públicos nuevos -destacó-; para sensibilizar y visibilizar la lucha contra la violencia de género”.


> Un código secreto para evitar el abuso en boliches

Un afiche pegado en el baño de mujeres anuncia: “¿La salida no es lo que esperabas? ¿Sentís incomodidad, inseguridad o notás algo extraño? Pedí un...” y en el espacio incógnito figura el nombre de un trago que no venden en ese local y que sirve de contraseña para que las mujeres pidan ayuda al personal si se sienten acosadas. Unos 10 bares porteños se sumaron a esta iniciativa de Red de Mujeres, llamada “Acción respeto”. Además de enunciar “el trago”, hay que decir cómo sale: con limón, con hielo o batido. Estos también son códigos que le explican al personal si la mujer quiere que la acompañen a su auto para irse, que le pidan un taxi o que llamen a seguridad o a la policía. Además, en los baños de hombres también se colocan afiches que explican cuándo un comportamiento se transforma en abuso o violación. El eslogan de la campaña lo dice todo: “si hay acoso, no es levante”.

Barbie se pone el velo
La muñeca más famosa ha sido siempre un estereotipo de la belleza occidental, lo que deja afuera a muchas mujeres del mundo. A partir de 2018, Barbie vendrá con el velo musulmán (hiyab) para representar también a las mujeres de esa religión y cultura. En realidad, la nueva Barbie será un homenaje a la esgrimista olímpica Ibtihaj Muhammad, que en 2016 hizo historia como la primera atleta estadounidense en competir con hiyab. “Ibtihaj sigue inspirando a mujeres y niñas de todo el mundo para derribar fronteras”, escribió Mattel en Twitter con motivo de la presentación de la muñeca. Muhammad, por su parte, también se mostró orgullosa del homenaje.

> Barbie se pone el velo

La muñeca más famosa ha sido siempre un estereotipo de la belleza occidental, lo que deja afuera a muchas mujeres del mundo. A partir de 2018, Barbie vendrá con el velo musulmán (hiyab) para representar también a las mujeres de esa religión y cultura. En realidad, la nueva Barbie será un homenaje a la esgrimista olímpica Ibtihaj Muhammad, que en 2016 hizo historia como la primera atleta estadounidense en competir con hiyab. “Ibtihaj sigue inspirando a mujeres y niñas de todo el mundo para derribar fronteras”, escribió Mattel en Twitter con motivo de la presentación de la muñeca. Muhammad, por su parte, también se mostró orgullosa del homenaje.

> Nuevos espacios

La santafesina Gisela Trucco, de 29 años, se convirtió en la primera mujer árbitro asistente que participó de un partido en Primera división, constituyéndose en la contracara de las porristas.

> En cifras

“Mis medidas son: 2.202 casos de feminicidios reportados en los últimos nueve años en mi país”, respondió Camila Canicoba, Miss Perú Lima, durante el certamen Miss Perú 2018. Los concursos de belleza están cada vez más cuestionados porque cosifican a la mujer y reproducen estereotipos, y esta acción intentó salvar las críticas.


Comentarios