Los maronitas honran hoy a San Charbel

Entronizarán las reliquias de tres santos libaneses. Visita del arzobispo.

22 Nov 2017
1

La comunidad parroquial de Nuestro Señor del Milagro y San Marón está de fiesta. Tiene varios motivos para celebrar: esta noche, a las 19.30, recibirá la visita, por primera vez, del arzobispo de Tucumán, monseñor Carlos Sánchez. Junto a él vendrá la imagen peregrina de la patrona de Tucumán, la Virgen de La Merced. Hoy es el día del mes en que la iglesia maronita honra a San Charbel y realiza la unción de los enfermos. Se aprovechará esta celebración para consagrar el nuevo altar del templo y realizar la entronización de las reliquias de los santos libaneses: San Charbel, Santa Rafka y San Namtala y del beato fray Esteban, que llegaron desde el Líbano, especialmente, para la parroquia de Junín y Santiago.

La misa de acción de gracias será presidida por el arzobispo y concelebrada por el párroco, Charbel Chahine OLM (Orden Libanesa Maronita), por el 74° aniversario de la independencia del Líbano. Debido a la presencia de monseñor Sánchez, la misa será celebrada en rito latino. El arzobispo eligió especialmente el día 22 para visitar la parroquia y participar de la celebración a San Charbel.

Consagración del altar

El nuevo altar fue fabricado en Tucumán con madera de cedro. Su diseño es similar al del cofre que contiene el cuerpo incorrupto de San Charbel, aunque en menor tamaño. La tumba de San Charbel se encuentra en el monasterio San Marón, de Anayya, Líbano. Las cruces del altar representan la Cruz Antioquena, símbolo de la primera sede de San Pedro en Antioquía antes que en Roma, en el primer siglo del cristianismo. La Cruz Antioquena es también el símbolo de la Orden Libanesa Maronita, a la que pertenecen los santos y el beato cuyas reliquias se entronizan hoy.

Las reliquias de los santos libaneses están engarzadas en un relicario con forma de cedro, símbolo del Líbano, país mencionado más de 70 veces en la Biblia. El relicario será colocado en la urna preparada especialmente dentro del nuevo altar, y estará expuesta de manera permanente en la parroquia. Consisten en sendos ex ossibus (pedacitos de hueso) de los tres santos maronitas.

Comentarios