Rivales petroleros de Venezuela sacan ventaja de su crisis

La república bolivariana incumple con la OPEP

21 Nov 2017
1

HOUSTON/DUBAI.- La producción de petróleo de Venezuela cayó a un mínimo de 28 años en octubre. La estatal Pdvsa batalla para recolectar fondos que le permitieran perforar pozos, mantener yacimientos, hacer que los gasoductos y puertos sigan operando, y bombear suficiente crudo para cumplir con los objetivos de producción de la Organización de Países Eexportadores de Petróleo (OPEP) para el país. Mientras tanto, algunos productores rivales han comenzado a llenar esa brecha.

La producción de petróleo en Venezuela, que ha estado cayendo en unos 20.000 barriles diarios (bpd) por mes desde el año pasado, está en vías de retroceder en al menos 250.000 bpd en 2017, según la OPEP, debido a que las sanciones de Estados Unidos y la falta de capital obstaculizan las operaciones.

Algunos miembros de la OPEP esperan que la caída se acelere en 2018 llegando al menos a 300.000 bpd. En una reciente reunión de la OPEP, a los representantes venezolanos se les pidió que ofrecieran una imagen más clara del declive de la producción en el país.

Arabia Saudita (líder de la OPEP en los hechos) no aumentará su producción para compensar la caída venezolana, ya que está enfocada en reducir los inventarios globales de petróleo.

Pero el petróleo pesado de Irak (miembro de la OPEP) y de otros países productores fuera de la irganización, como Canadá y Brasil, ya están reemplazando el suministro de barriles venezolanos a clientes clave de EEUU y la India.

Irak ha aumentado sus embarcaciones de crudo y condensados a India en 80.000 bpd este año a medida que las entregas de Venezuela caen en igual proporción. El segundo productor de la OPEP también ha exportado 200.000 bpd más a EEUU este año hasta octubre, mientras que los envíos de Venezuela cayeron 90.000 bpd.

Cubrir la brecha

Venezuela bombeó 1,9 millón de bpd en octubre, unos 110.000 bpd por debajo de su objetivo OPEP.

Las discusiones en la OPEP sobre la cuota de Venezuela no son nuevas. Varias propuestas para modificar la cantidad de producción del país han sido levantadas y desestimadas en diversas reuniones desde que la producción del país sudamericano comenzó a declinar en 2012.

Venezuela ha argumentado que trabajaba para revertir los declives a partir de sus considerables reservas probadas de petróleo. Pero será difícil para los funcionarios venezolanos convencer a la OPEP de que es probable un repunte en un futuro cercano, ya que el país busca reestructurar una deuda de 60.000 millones de dólares.

Venezuela, que depende de los ingresos del petróleo, vio cómo su economía se contrajo fuertemente en los tres años que pasaron desde que los precios del crudo cayeron desde el nivel por encima de los 100 dólares el barril.

Los ministros de la OPEP se reunirán en Viena el próximo 30 para discutir las políticas de oferta. Se espera que el grupo extienda más allá de marzo el acuerdo bajo el cual sus miembros y productores externos, incluyendo a Rusia, han reducido la producción conjunta en 1,8 millones de bpd.

“Rediscutir las cuotas no será aceptado por Venezuela y hablar de esto en la reunión sólo abrirá la puerta para que otros hagan lo mismo”, dijo una fuente de la OPEP. (Reuters)

En Esta Nota

Venezuela Nicolás Maduro
Comentarios