Mientras Benedetto recibe mensajes de apoyo, Boca ya piensa en su sucesor

Guillermo Barros Schelotto contará hasta el receso con Walter Bou. Las alternativas más firmes son las de Tevez y "Wanchope" Ábila.

20 Nov 2017
1

TÉLAM

BUENOS AIRES.- En su peor hora por la ruptura de ligamentos cruzados de su rodilla izquierda que le asestó una hiriente incertidumbre en torno a su participación en el Mundial de Rusia 2018, el delantero de Boca, Darío Benedetto, recibió el aliento del máximo goleador xeneize y su espejo en el fútbol, Martín Palermo, minutos después de conocer su lesión.

"Después de la lesión, volví para ganarlo todo", le dijo Palermo a Benedetto en el segundo llamado que hizo para darle apoyo al "Pipa".

Así lo contó el dirigente de Boca Juan Carlos Crespi al programa Pasión por el Fútbol, que tras la medianoche del domingo se emitió por El Trece.

Palermo sufrió dos graves lesiones que no le impidieron seguir festejando títulos con Boca. También recibió un mensaje de apoyo de Mauro Icardi, el goleador del Inter italiano y compañero suyo en la Selección argentina.

Curiosamente, Benedetto fue ante Racing merecedor de la tarjeta roja por una infracción a Augusto Solari, pero el árbitro Darío Herrera le mostró amarilla y el delantero siguió en cancha. Si era expulsado, Benedetto hubiera solo quedado fuera por un partido. Ahora le esperan al menos seis meses sin jugar.

El médico Jorge Batista, quien se encuentra fuera del país, será el encargado de la operación inmediatamente después de su regreso.

La ausencia de las canchas por al menos seis meses llevará será una sensible baja para Boca por el aporte de gol que Benedetto ha dado al último campeón y al dominador de este torneo, pese a la derrota fresca ante Racing.

El cimbronazo se produjo en momentos en que el presidente de Boca, Daniel Angelici, se encuentra en Shanghai para visitar e interiorizarse de la situación de Carlos Tevez.

La otra alternativa es la llegada de Ramón "Wanchope" Ábila, que tiene un paso transitorio por Huracán luego de la salida del jugador del Cruzeiro.

La intención era juntar a Tevez y Wanchope, aunque el gran momento de Boca con el liderazgo de ataque y gol de Benedetto, disipó la expectativa por ver esa dupla con la camiseta azul y oro, aunque ahora aflora ante la inactividad obligada del goleador del momento. (DyN)

Comentarios