Seis técnicas caseras que quizás no conocías para mantener limpia tu pileta

Consejos que podes aprovechar para cuidar la pileta sin necesidad de gastar demasiado dinero.

20 Nov 2017

Entre el bronceador y el protector solar, la tierra del jardín y las hojas de los árboles, la pileta suele ensuciarse cada tres o cuatro días y contratar un servicio de limpieza con esa frecuencia podría implicar un presupuesto demasiado alto. 

En esta nota te dejamos algunos consejos caseros que podés tener en cuenta para mantener la limpieza del agua y seguir dsfrutando de tu piscina hasta que le toque el turno al "service oficial" de hacer una limpieza más profunda. 

Limpieza

1- Aspirador de piscina: Conseguí una manguera. La colocás sobre el fondo sucio de la pileta y succionás desde el otro extremo para generar un vacío. De esa forma, la manguera comienza a absorber el agua sucia del fondo mientras la vas moviendo por cada lateral. 

2- Vinagre de manzana: sirve para frotar las paredes de tu piscina en el momento de la limpieza. Es un producto muy útil para quitar manchas pegadas en las superficies, según el sitio Innatia.com.

Mantenimiento

3- Pelota de tenis: el bronceador y el protector son algunas de las sustancias que engrasan el agua de la pileta. Sin embargo eso tiene una solución: la pelota de tenis. El procedimiento consiste en colocar una o más pelotas en el agua y hacer que circulen por toda la pileta para que se producza el proceso de adsorción (es un proceso por el cual gases, líquidos o sólidos disueltos son atrapados o retenidos en una superficie). Es decir, la tela que recubre la pelota se pone en contacto con la grasitud y la retiene en su superficie.


4- Bicarbonato de sodio: mantiene o eleva los niveles de pH del agua. Suele tener los mismos resultados que muchos de los productos químicos que venden en locales para mantenimiento de piscinas. Las proporciones en general son una taza de bicarbonato de sodio por semana en una piscina de 1000 litros.

5- Limpieza de bordes y azulejos: es recomendable limpiar los bordes de la pileta una vez por semana. Si tenés una psicina con azulejos pasá una esponja por cada uno para evitar el moho.


6- Cubierta: para mantener la pileta protegida mientras no la estés usando, las cubiertas son una buena elección. Además ayudan a mantener el agua tibia y agradable.



En Esta Nota

San Miguel de Tucumán
Comentarios