“Este no es un problema que se soluciona con más presencia policial”, argumentó el jefe de Policía

“Son lógicos los reclamos de Bustamante, si el Gobierno sólo incrementó el 0,1% el presupuesto comparado con 2017”, dijo Canelada. Viña solicitó que se conforme la comisión de seguimiento de la ley de Emergencia. Silman habló sobre la brecha social. “Blanqueó a la realidad”, dijo Colombres Garmendia

18 Nov 2017

Los dichos del jefe de Policía, Dante Bustamante, no generaron reacciones en su contra, pero los custionamientos, en su gran mayoría, apuntaron hacia el Poder Ejecutivo. “Y los reclamos de falta de recursos humanos son lógicos, ya que al enviar el presupuesto de este año, sólo se pidió un incremento del 0,1 % con respecto al año pasado. Esa es la prioridad que le dan a la seguridad este gobierno”, reflexionó el legislador radical José María Canelada.

En una nota publicada ayer en LA GACETA, Bustamante había advertido los problemas que tenía que afrontar la fuerza de seguridad por la falta de personal. “La policía hace milagro con lo que tiene, pero es castigada, incomprendida y exigida”, explicó en la entrevista.

“Es un blanqueo de la realidad que los tucumanos percibimos y sentimos desde hace muchos años. Lo bueno sería que se explique por qué atravesamos esta situación. Entendemos que cuentan con el presupuesto y los recursos necesarios. Entonces, no entendemos por qué no se encuentra una solución a este flagelo en Tucumán”, sostuvo Alberto Colombres Garmendia (PRO).

Claudio Viña es otro que cuestionó la realidad que mostró Bustamante. “Es lamentable que tengamos que aceptar esa realidad y no ver reacciones concretas al respecto. Hemos declarado por segundo año consecutivo la ley de Emergencia a en seguridad. La norma lleva un mes y algo más desde su sanción y no hemos visto una acción, una medida, un cambio de cúpula, de dirección, una puesta en escena, aunque sea, que tienda revertir una realidad que cada vez nos agobia más, con policías baleados y presos que se escapan hasta en móviles de la policía, que se los llevan aparentemente a recoger dinero para retribuir el servicio”, destacó en una charla con LA GACETA.

El oficialista Julio Silman también opinó sobre esta polémica. “Es cierto que Tucumán tiene una de las tasas más bajas de relación de policías con habitantes. Este no es un problema que se soluciona con más presencia policial o mejor equipamiento. Acá hay otra cuestión que tiene que ver con la brecha social que se está generando. Mientras más profunda, y no se acaben las necesidades, más difícil será el panorama”, explicó.

Fábrica de delincuentes

“Cada año estamos peor. Tucumán se ha convertido en una fábrica de delincuentes y en una provincia donde la impunidad es la regla común. No hay sanción ni represalia para los que delinquen. Los vecinos tienen que terminar encerrados en las casas y ellos moviéndose con absoluta libertad e impunidad”, destacó Colombres Garmendia.

“Espero la urgente conformación de la comisión de seguimiento de la seguridad. La ley de seguridad prevé una comisión de seguimiento, pero quedó disuelta al expirar la ley anterior. Con la nueva ley, hay que conformar esta comisión para pedir revisión de cuentas a la plana mayor de la seguridad. Esto todavía no está conformado”, insistió el parlamentario.

“Es cierto que la provincia necesita más hombres, pero también lo es que al Gobernador le dimos herramientas que hasta el momento no supo aprovechar. Es cierto que Bustamante hizo una autocrítica, pero decir que con más policías se solucionarán las cosas es un razonamiento simplista. Tampoco es justo que sólo le pida ayuda en la Legislatura, sino también debería hacerlo en la casa de Gobierno”, concluyó Canelada.

Comentarios