Pilar Sordo: “soy feliz, pero no porque no tenga problemas”

La autora chilena expondrá sobre un estudio que le llevó 12 años de investigación.

17 Nov 2017
1

DEFINICIÓN. Según Pilar Sordo, la felicidad es paz y tranquilidad. LA GACETA / FOTO DE FRANCO VERA.-

“Soy feliz, pero no porque no tenga problemas”, dice Pilar Sordo y suelta una risa cómplice. Además admite que 2017 fue un año difícil. Ayer, en tres horas y media, hizo el recorrido por vía terrestre desde Salta a Tucumán. La reconocida autora chilena llegó al mediodía con la expectativa de que el público pueda compartir hoy su conferencia “El desafío de ser feliz”.

- ¿Qué te haría sentir satisfecha de tu paso por Tucumán?

- Que el público se lleve cosas; lo que me produce satisfacción es que la caminata que he hecho durante 12 años, en el caso de este estudio, le permita a la gente adquirir información, que la pueda trabajar, que le pueda poner voluntad para desarrollar los conceptos. Creo que uno camina para que la gente se lleve puntos de esa caminata.

- La gente escucha, ¿pero pone en práctica esos conceptos?

- Creo que depende de cada persona. Hay quienes le pondrán más onda y tendrán más fuerza de voluntad para producir los cambios y otros que, por ahí, se les desvanece en el tiempo. Pero la movilización emocional es seguro que ocurre; porque la veo.

- ¿Cuáles es la principal herramienta para poner en práctica?

- Esta investigación, que son las actualizaciones del estudio, tiene muchísima información. Se analizan las emociones, qué pasa con la rabia, la pena, el miedo, la alegría, qué nos pasa con el llanto, con la muerte, con el duelo, con la donación de órganos, con todo lo que las emociones van llevándonos a reprimir, para a partir de allí pasar a los errores que se cometen con respecto a la definición de felicidad. Después de eso se ingresa de lleno en lo que el estudio planteó: ser feliz tiene que ver más con un estado de paz, de tranquilidad, con una decisión cotidiana, que pasa por la voluntad y que hay que trabajar siendo agradecido, centrándose en lo que uno tiene.

- ¿Hoy resulta más difícil ser feliz?

- No sé si es más difícil; diría que hoy tenemos más elementos contaminantes que nos colocan el concepto como afuera y creo que nos han hecho sentir que la felicidad es como una especie de meta inalcanzable. Pienso que eso es volcar el tema hacia afuera y no hacia adentro, que es lo que plantea este estudio. Me parece que mi abuela tenía menos contaminantes y, me parece, que nunca sintió que tenía que tomar una decisión, simplemente intentó disfrutar de la vida y va a cumplir 101 años en diciembre.

- ¿Cuáles son algunos de esos contaminantes?

- El consumo, como una de las cosas clave, el vértigo por comprar para tener cosas y tratar de parecer feliz con eso; la tecnología, que también desvirtúa eso, donde puedo mandarte una carita contenta, pero no he sonreído. Creo que esas cosas han distorsionado la capacidad de poder mirarnos hacia adentro y estar centrado en lo que pasa hacia afuera.

- En las redes sociales somos todos felices...

- Claro. Eso tiene que ver con disponer de la capacidad de poder mostrar sólo lo bueno de la vida y, desde ese lugar, poder hacerse cargo de lo doloroso cuesta más. Creo que esa es una de las cosas que debemos trabajar.

-¿ Sos feliz?

- Sí. Pero no porque no tenga problemas (se ríe). Soy feliz porque ya hace rato tomé la decisión de serlo y trabajo todos los días para vencer los dolores que pueda estar viviendo en la vida; de hecho este año para mí ha sido muy duro y he agradecido mucho que me haya tocado dar muchas veces esta conferencia, porque me actualiza la información; es como que me volví alumna.

- ¿Por qué fue tan complejo este año?

- Porque pasaron muchas cosas en mi vida personal que hicieron que sea un año difícil de transitar; así que mientras se va, por lo menos voy viendo la luz. Sin embargo se camina bien y por eso digo que este estudio a mí me encanta contarlo, porque sé que no siempre soy buena alumna, pero en los días en que logro hacerlo bien, evidentemente todo lo que plantea el estudio funciona.

HOY A LAS 22

• En el Teatro Mercedes Sosa (San Martín 479) disertará sobre El desafío de ser feliz, basada en el libro “Bienvenido dolor”.

Comentarios