Disminuyó, en un año, la cifra global de víctimas de terrorismo

La mayoría de los ataques se da en África, en Oriente Medio y en Asia

16 Nov 2017

LONDRES, Inglaterra.- El número de víctimas del terrorismo disminuyó por segundo año consecutivo en el mundo, según el índice global elaborado por Instituto para la Economía y la Paz (IEP) y publicado en Londres.

Según datos de su quinto informe, el año pasado murieron en el mundo 25.673 personas en atentados, un 13% menos que en el año anterior y un 22% menos que en 2014. Debido a las derrotas militares de la milicia terrorista Estado Islámico (EI) en Siria e Irak, el IEP considera que se ha alcanzado un punto de inflexión en la lucha contra el extremismo islamista.

Las cifras no son tan buenas si sólo se cuenta a Europa. Allí murieron, en 630 atentados, 826 personas en 2016, el mayor número de víctimas desde 2002. De ellas, 658 fallecieron en Turquía.

Hace 15 años sólo hubo 14 víctimas en Europa. Desde 2002, 200 organizaciones terroristas diferentes han perpetrado atentados en el continente, entre ellas el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y el EI. No obstante, hay indicios de que en 2017 podría producirse una reducción de las víctimas mortales, según los expertos.

Las fuerzas de seguridad cada vez consiguen evitar más atentados, aunque los ataques que se perpetran con medios sencillos, como con vehículos, siguen suponiendo un problema.

Por ejemplo, un tunecino irrumpió con un camión en diciembre de 2016 en un mercadito de navidad de Berlín y mató a 12 personas. En agosto, un joven atropelló a una multitud en Barcelona y mató a 16 personas. En el Reino Unido se perpetraron ataques similares y el servicio secreto británico advirtió de un aumento de las amenazas. En total, en el país se han producido en 2017 cinco atentados.

Gran parte de las actividades terroristas tuvo lugar en África, en Oriente Medio y en Asia. Allí el número de víctimas mortales se redujo drásticamente en cuatro de los cinco países más afectados.

En Nigeria se registró la mayor disminución, con un 80% menos de víctimas. La principal causa fue la operación militar internacional contra la milicia terrorista Boko Haram, señala el informe.

En Pakistán, Siria y Afganistán también cayó la cifra de víctimas, pero en Irak aumentó en en un 40%, hasta alcanzar las 976.

Los expertos calcularon que el año pasado el terrorismo costó a la economía mundial 84.000 millones de dólares. (DPA)

En Esta Nota

Estado Islámico
Comentarios