El “AFAgate” involucra a Cristina, a Máximo, a Zannini y a Mariotto

Paladino, acusado de recibir sobornos, dijo que la ex presidenta se reunía con Grondona Un empresario argentino “arrepentido” declaró en Nueva York que dos ex funcionarios kirchneristas recibieron “coimas”

16 Nov 2017

BUENOS AIRES.- El programa Fútbol Para Todos (FPT), que entre 2009 y 2017 tuvo a su cargo con fondos públicos la televisación de los partidos de los principales torneos de Argentina, volvió a quedar bajo sospecha tras los testimonios que brindó en Nueva York el empresario Alejandro Burzaco, testigo arrepentido que colabora con la Justicia de los Estados Unidos.

El ex CEO de la empresa Torneos y Competencias (TyC) está involucrado entre más de 40 empresarios y directivos del fútbol en el “FIFAgate”. Ese escándalo explotó en Ginebra en mayo de 2015 y reveló una trama de pago de sobornos millonarios. Burzaco, ahora, mencionó a dos ex funcionarios del gobierno de Cristina Fernández de Kirchner, con presunta responsabilidad en el supuesto pago de “coimas”, lo que ha sido dado en llamar el “AFAgate”. Los apuntados por Burzaco son Pablo Paladino, ex coordinador de FPT; y el abogado Jorge Alejandro Delhon, un abogado contratado por la Jefatura de Gabinete, quien ayer, tras conocerse la noticia, se suicidó tirándose debajo de un tren en Lanús, según información policial. “Pagamos sobornos a esos dos señores por 4 millones de dólares”, testificó Burzaco, ayer, en EEUU.

Paladino también habló ayer. Después de lamentar la fatal decisión de su amigo Delhon, le apuntó al “delincuente de Burzaco”. “Carlos Zannini -secretario de Legal y Técnica de la Presidencia de la Nación-, Máximo Kirchner y Cristina, eran los que se sentaban con Julio Grondona -ex presidente de AFA y vicepresidente de FIFA- discutían ese tema”, manifestó Paladino.

El empresario presidió el club Los Andes y desde allí trabó relación con Gabriel Mariotto (ex titular de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual -Afsca-) e ingreso a FPT de la mano de Aníbal Fernández cuando era jefe de Gabinete. Siguió en el programa durante con los sucesores de Aníbal: Juan Manuel Abal Medina, primero, y Jorge Capitanich, después.

La diputada electa por Cambiemos, Graciela Ocaña, anunció que pedirá “la reapertura de la causa contra Paladino en la figura de ‘cosa juzgada írrita o fraudulenta’ y que anule su sobreseimiento. El dinero que el Estado pagaba por derechos de televisación servía para generar corrupción y pago de sobornos”.

Aníbal también se pronunció ayer. “Paladino es un hombre de mi confianza, sigo creyendo en Pablo”, afirmó. “Seguramente Grondona se reunió con Cristina, pero no la veo resolviendo estos temas”, expresó. Además, despegó a Máximo y apuntó a Zannini: “Siempre se resolvió con Zannini, igual que con las actualizaciones: se discutían con Zannini”. (Télam, Clarin.com, La Nacion.com, Perfil.com, Infobae.com)

Comentarios