Los alérgicos sufren más los cambios de temperatura

Los ataques de tos y de estornudos son las reacciones frecuentes.

16 Nov 2017
1

Salís de tu casa con una temperatura más o menos aceptable y te internás en el Tucumán de los 40° a la sombra. Entrás al súper o al banco y es un shock de felicidad con aires acondicionados que soplan a 21°. Para algunos, un oasis; para otros, es claro que se viene un ataque de estornudos o de tos.

No es ningún mito: los cambios bruscos de temperatura tienen un efecto inmediato en el cuerpo. Los padecen principalmente las personas con antecedentes alérgicos y, en menor medida, los pacientes con patologías cardiológicas, según explicó la médica neumonóloga Rosa Amaya.

“El calor intenso tiene un efecto hemodinámico. Produce cambios en el sistema circulatorio, porque tiene un efecto vasodilatador. El frío, en tanto, tiene el efecto contrario: es un vasoconstrictor. Por eso, al calor lo padecen más las personas con presión baja, los hipopresivos, ya que sufren una baja repentina de la presión”, explicó la médica, hablando de las reacciones generales del cuerpo a los cambios de temperatura.

Los hipertensos o hipotensos tienen más posibilidades de sentir algún cambio en el cuerpo con los virajes repentinos de temperatura. Sin embargo, los que casi con seguridad lo harán son aquellos que tienen una base de enfermedades alérgicas. “Los alérgicos y atópicos suelen ser hiperreactivos al frío. Cuando el cuerpo se expone a una baja de temperatura, el organismo normalmente reacciona con un mecanismo de defensa, y estas personas alérgicas, asmáticas, riníticas, etcétera, suelen tener alguna reacción a nivel bronquial como ataques de tos o de rinitis, con estornudos”, detalló.

Por otro lado, entrar en un lugar con aire acondicionado a baja temperatura luego del calor de la calle produce una normal baja en las defensas. Si el cuerpo está transpirado y el sudor se seca en el ambiente frío puede propiciar el ingreso de bacterias que producen un catarro o resfrío, por ejemplo.

Consejos

1. Evitar el cambio brusco de temperatura. Esto es algo que puede hacerse en la propia casa, no en oficinas públicas o ambientes de trabajo. Si llegás de la calle a tu casa, esperá a que tu temperatura corporal se normalice antes de encender el aire acondicionado, que nunca debe estar en menos de 24°.

2. Protegerse del sol. Usar ropas claras, de algodón o lino, siempre sueltas. También gorros o sombreros para cubrir la cabeza. Emplear protector solar y evitar exponerse directamente al sol. De 11 a 17 es el horario prohibido para la pileta.

3. Estar siempre hidratado. No esperar a sentir sed para tomar agua. El mayor riesgo del calor extremo es la deshidratación, que puede generar desde un malestar hasta una internación. Si hacés deportes, tomá mucho más líquido del que bebés habitualmente.

4. Limpiar los filtros de los aires acondicionados. Cuando comienza la temporada de aire acondicionado es necesario limpiar los purificares, que suelen concentrar gran cantidad de alergenos.

5. Mantener los espacios ventilados. Asegurate de que haya circulación de aire en los espacios en los que permanecés. No es necesario tener las ventanas abiertas todo el día, pero sí algunos momentos.

un respiro
Según los pronósticos, hoy bajará un poco la temperatura luego de una posible llovizna en las primeras horas. Se espera un día parcialmente nublado, muy húmedo pero con una máxima de alrededor de 30°. Por la noche volvería a despejarse y mañana se prevé un día despejado, con una máxima de 31° según Meteored.com.

>  Un respiro

Según los pronósticos, hoy bajará un poco la temperatura luego de una posible llovizna en las primeras horas. Se espera un día parcialmente nublado, muy húmedo pero con una máxima de alrededor de 30°. Por la noche volvería a despejarse y mañana se prevé un día despejado, con una máxima de 31° según Meteored.com.

Comentarios