El “changuito meón” vuelve a activarse en Aguilares

La estatua fue recuperada e iluminada, al igual que la fuente que la alberga.

14 Nov 2017
1

SIMPÁTICA FUENTE. Ahora cuenta con luces led y mosaicos a su alrededor. Municipalidad de Aguilares

En Aguilares están felices. La Municipalidad acaba de rescatar del olvido una vieja fuente colocada en la plaza principal, que los pobladores llamaban cariñosamente “la fuente del changuito meón”. No es otra cosa que una estatua de un niño humilde que hace pis. Recuerda al “Manneken Pis” (niño que orina) situado en Bruselas, Bélgica. La tradicional fuente será reinaugurada con un acto cultural y popular.

En julio pasado la intendenta, Elia Fernández de Mansilla, anunció que remodelaría la fuente, que es un monumento importante para los vecinos. La promesa se cumplió hace pocos días: las remodelaciones consisten en la instalación de nuevos bancos, ubicados alrededor del surtidor de agua, y la colocación de vistosos mosaicos. El punto fuerte del remozamiento consiste en la incorporación de luces LED, que le dan un atractivo especial y que permite ver desde lejos los chorros de agua, incluido el fino hilo que emana desde el interior de las bermudas del “changuito”.

En la página de Facebook de la Municipalidad de Aguilares, los vecinos felicitaron a la Intendencia y agradecieron que se haya encargado de la olvidada fuente.

En diciembre de 2012, una aguilarense, Judith Lazarte de Pinto, le había dedicado unas líneas a esa escultura en la sección Cartas de Lectores de LA GACETA. Allí lo describía como “de unos 60 centímetros, esculpido en cemento, pintado y vestido con pantalón cortito, sostenido por un solo tirador que atraviesa en diagonal su torso desnudo. Es flaquito, está descalzo, sobre un montículo de piedras pegadas, un poquito encorvado, sosteniendo con sus manitos su pene. Es un típico y humilde niño tucumano”.

Comentarios