Bestani respetó de manera impecable su plan, quedó tercero y cerca de cumplir su meta

13 Nov 2017

Que la penúltima fecha del Turismo Nacional se haya concretado en el autódromo “Oscar y Alfredo Gálvez” fue todo un emblema para la categoría. Luego de 13 años de ausencia en la “Catedral” del automovilismo argentino, el TN volvió. El deseo de ingresar de la mejor manera al mítico escenario “tuerca” era intenso por parte de los pilotos. Entre los tucumanos, Maximiliano Bestani lo hizo con clase, logrando el tercer puesto del podio que encabezó Tomás Bergallo y completó en el segundo escalón Ariel Michieletto. Distinto fue el paso de los otros tucumanos Lucas Mohamed y Pablo Ortega: uno no avanzó demasiado y el otro no terminó (ver aparte).

“Fuimos protagonistas durante todo el fin de semana. El auto terminó donde debía estar”, analizó “Maxi” su rendimiento. Bestani largó quinto en la definición. Pasado el relanzamiento por el ingreso del Auto de Seguridad, a mitad de carrera, logró superar a Miguel Ciaurro y se ubicó detrás de Michieletto para encaminarse a la bandera de cuadros. “Es el lógico resultado para un auto que se mostró muy contundente”, destacó Bestani el trabajo que realizó todo el GR Team sobre el Renault Clio.

La misión del piloto está casi asegurada, ya que llega a la última fecha no sólo con posibilidades de quedar firme en el quinto puesto, también puede ser cuarto. La incógnita es que, como en el “Gálvez”, “Maxi” correrá por primer vez en Rosario. “Usaré mucho el simulador hasta entonces. Pero haré lo mismo que en Buenos Aires: ir de menor a mayor”, estimó.

El último compromiso del año está programado para el 3 de diciembre.

“Fue el peor fin de semana automovilístico”, no dudó en su calificación Pablo Ortega. Los registros apuntarán que “Pabloso” abandonó la final del Turismo Nacional, Clase 2, tras siete vueltas en el autódromo de Buenos Aires, pero el dato no mostrará todo el drama de lo que dijo. “El cambio lo hice para mejorar, pero pasó todo lo contrario”, sostuvo. Hace un mes atrás, Ortega cambió de auto y de equipo con la intención de acortar hasta el título la diferencia que tenía en el cuarto puesto. Pero Ortega penó desde las pruebas hasta la final: el miércoles rompió caja, el jueves mejoró, el viernes clasificó 22°, el sábado fue excluido en la revisión técnica y en la final recibió choques que lo obligaron a abandonar. Ortega confirmó que no correrá la última fecha.

Por último, Lucas Mohamed finalizó 21° tras haber largado 27°. “El rendimiento del auto mejoró en la final. Anduve bastante mal de chasis por lo que, al no tener autódromo para probar, esta vez aprovechamos para desarrollarlo”, explicó.

Comentarios