Cuándo y dónde jugará Atlético la final de la Copa Argentina

El "Decano" espera que se defina el otro finalista, que saldrá del duelo entre River y Morón.

11 Nov 2017
1

Los hinchas viajarán masivamente para ver a Atlético en la final de la Copa Argentina. FOTO DE JOSÉ MARTÍN VERA (ESPECIAL PARA LA GACETA)

Atlético ya está metido en la final de la Copa Argentina y ahora solamente falta saber quién será su rival, que se definirá mañana en la otra semifinal, en la que enfrentarán River y Morón, en Mendoza. ¿Pero cuándo y dónde se jugará el partido definitorio?

Según lo que le confirmaron a LA GACETA, la final se jugará el 6 de diciembre. Lo que aún no se sabe es la sede. Los nombres de las provincias que se barajan son Mendoza, San Juan y Córdoba. Las autoridades revelarían el nombre del estadio en las próximas horas.

Qué se dijo en las redes sociales sobre el histórico triunfo de Atlético ante Rosario Central
Qué se dijo en las redes sociales sobre el histórico triunfo de Atlético ante Rosario Central

La elección de Formosa como escenario para disputar la semifinal ante Rosario Central había generado malestar en la Comisión Directiva del "Decano". Se temía por la seguridad de los miles de hinchas que viajaron al noreste, pero el operativo realizado por las fuerzas estuvo a la altura de las circunstancias.

Si bien no se tuvieron que lamentar graves incidentes, cientos de fanáticos tucumanos tardaron en ingresar al estadio. La gente se preguntaba por qué y las respuestas estaban en la entrada del Antonio Romero. La Policía reprimió a un grupo importante con gas pimienta. Muchísimos ingresaron con el partido empezado.

River y Morón jugarán mañana a las 20.30 para saber quién será el rival de Atlético en la final de la Copa Argentina. El partido será televisado por TyC Sports.

Los problemas también se dieron con los rosarinos, pero en la platea. El banco de suplentes de los de 25 de Mayo y Chile daba la espalda a los "canallas", que se la agarraron con Franco Sbuttoni cuando salió lesionado. Los colaboradores de Ricardo Zielinski respondieron a las provocaciones y tuvo que venir Paolo Montero para poner paños fríos.