Fabricantes de bebidas sin alcohol piden menos impuestos y más controles contra la evasión fiscal

Reclaman que se los excluya de la suba de impuestos establecida en el proyecto de reforma tributaria, como pasó con el vino, el champagne y la cerveza.

10 Nov 2017
1

La Cámara Argentina de la Industria de Bebidas Sin Alcohol (Cadibsa) sostuvo que en lugar de aplicar nuevos impuestos al sector, el Gobierno nacional debería poner el foco en reducir la evasión impositiva de la actividad que según advierte alcanza al 30% y representa unos $ 15.000 millones al año, que el Estado se pierde de recaudar.

"Es preciso poner el foco en la evasión impositiva que supera el 30% en la industria y que si se la elimina, significaría una cifra mayor para el fisco de la que planea recaudar con este incremento impositivo al sector formal de bebidas sin alcohol", indicaron fuentes de Cadibsa.

El Gobierno nacional dio a conocer los detalles de la reforma tributaria que impulsa, y entre ellos figura una modificación del impuesto a las bebidas que hoy tienen una alícuota de entre el 4% y el 8%, y lo llevaría a 0% para aquellas sin azúcar añadido y 17% para las que sí lo tienen. Este mismo proyecto contemplaba también impuestos al vino, al champagne y a la cerveza, que la administración central decidió quitar del borrador.

En consecuencia, los fabricantes de bebidas sin alcohol esperan ser excluidos también de la reforma, y advirtieron que si ello no sucede "resultará claramente discriminatorio contra las economías regionales de 12 provincias productoras de azúcar y jugos de frutas".

Por caso, el principal actor de la industria, Coca Cola, que posee el 50% del mercado de bebidas sin alcohol, representa para el Estado el 85% de lo que recauda por bebidas sin alcohol, lo que da cuenta del elevado nivel de informalidad que existe en el sector.

"Queremos la misma consideración con el resto de las economías regionales que forman parte de la cadena de valor del sector de bebidas sin alcohol", indicaron los voceros de Cadibsa.

Subrayaron que "si el motivo real del incremento impositivo está basado en un tema de Salud Pública, ningún producto que contenga alcohol entre sus materias primas debería estar exento de este tributo, sin excepción".

La industria de bebidas sin alcohol genera en Argentina más de 26.000 empleos directos, representa el 0,5% del Producto Bruto del país y sus ventas superan los $ 100.000 millones al año, de los cuales la mitad debería ingresar al fisco.

Sin embargo, como la evasión alcanza al 30%, la recaudación por estas ventas está en el orden de los $ 35.000 millones. (Télam)

En Esta Nota

Reformas del Gobierno
Comentarios