El joven abatido por el policía esperaba ser enjuiciado por un robo

Jorge Fernando Herrera habría estado vinculado a varios arrebatos y asaltos a pequeños comercios de la zona donde murió. El uniformado que le disparó está aprehendido.

07 Nov 2017
1

SOBRE LA CALLE. El joven fue abatido en Francisco de Aguirre y Lucas Córdoba

El caso del joven abatido por un policía sigue arrojando datos que sorprenden. El fallecido no sólo esperaba ser enjuiciado por un robo agravado, sino que además salió del penal de Villa Urquiza hace menos de tres meses.

Jorge Fernando Herrera, junto a un cómplice, habrían asaltado a un joven en la esquina de Francisco de Aguirre y Lucas Córdoba. Por allí pasó un equipo del Grupo Cero que observó lo que estaba sucediendo y decidió intervenir. Dieron la voz de alto y los sospechosos escaparon.

El que escapó a pie comenzó a ser perseguido y a los 100 metros, cuando volvieron a decirle que se detenga, sacó un arma y apunto hacía los uniformados. Uno de ellos disparó y el proyectil impactó en el pecho causándole una herida mortal.

El fiscal Arnoldo Suasnábar ordenó que el policía quedara aprehendido. Con el correr de las horas, los investigadores descubrieron que Herrera, de 20 años, habría sido un reconocido “motochorro” que actuaba en esa zona.

Su nombre habría estado vinculado a varios arrebatos y asaltos a pequeños comercios de la zona. Al llegar la planilla de antecedentes, los pesquisas se dieron con que había sido detenido el 31 de enero pasado por haber asaltado a una persona con arma de fuego.

El fiscal Diego López Ávila, que intervino en el caso, lo acusó de robo agravado y pidió el 13 de diciembre que se le dictara la prisión preventiva, planteo que fue aceptado por el juez de instrucción el 3 de marzo.

En su resolución, el magistrado ordena su inmediato traslado al penal de Villa Urquiza. Después de haber reunido todas las pruebas necesarias, López Ávila solicitó que el acusado vaya a juicio el 25 de julio, planteo que aún no fue resuelto por el juzgado.

En tanto que el 28 de agosto, el magistrado ordena que se lo deje en libertad por haberse vencido los plazos de la prisión preventiva, medida que se habría concretado la primera semana de setiembre. Dos meses después Herrera muere en la calle.

Comentarios