Sistema leasing opción para el agro y la construcción

El leasing permite planificar la compra de ciertos equipos industriales o tecnológicos no comunes, que en la práctica no pueden financiarse a través de líneas convencionales de crédito. Entre las ventajas en el acceso de ciertos activos productivos a través del leasing, se encuentra el pago de menores tasas por seguros y menos costos administrativos. También cuenta con beneficios impositivos.

05 Nov 2017
1

La expansión del agro y de la construcción convirtieron al leasing, que es el alquiler con la opción de compra, en un método de financiamiento muy usado en el campo, la obra pública, el transporte y la logística, por sus beneficios impositivos, que hacen que la cartera contratos ascienda a 19.000 millones de pesos. “Se usa leasing para adquirir bienes como autos, camiones, camionetas, para maquinaria de construcción, maquinaria vial, agrícola, industrial y también para el rubro de tecnología desde compra de servidores, centrales telefónicas hasta software”, explicó a la agencia estatal Télam Gabriela Tolchinsky, gerenta de The Capita Corporation, una compañía del grupo Comafi especializada en leasing.

Tolchinsky, que también es presidente de la Asociación de Leasing de Argentina (ALA), consideró que este sistema “como opción de financiamiento aún necesita ser promocionada”.

El leasing “en la década del noventa era utilizado por las grandes empresas, en la década siguiente se incorporaron las pymes y ahora son las micro empresas las que más usan este instrumento”, explicó.

Dijo que en Argentina son 32 los bancos “dadores” de leasing a lo que se suman empresas independientes, entre las que citó a compañías como Provincia Leasing, Nación Leasing y otras independientes y cautivas, como HP Financias Services, que dan financiamiento a sus controladas como el caso de Toyota Compañía Financiera, que financia la compra de sus vehículos.

“Son bancos públicos y privados, nacionales y extranjeros y compañías independientes” las que ofrecen leasing para los distintos rubros económicos, explicó la gerenta de The Capita Corporation y consideró que el sector “tiene mucho para crecer”.

En este marco, el próximo 23 de noviembre el sector efectuará su sexto congreso, convocado por ALA en en el auditorio del Banco Nación.

Por su parte, Juan Aguilar, empresario del transporte y de la logística, a cargo de la distribuidora de bebidas Express Beer S.A., dijo a Télam que el sector usa leasing en tractores, autoelevadores, semiremolques y camiones.

“Usamos leasing para las máquinas que nos permiten cargar y descargar mercadería, para la distribución, para cargar los containers”, ejemplificó Aguilar y detalló que este método “nos permite ahorrar en impuestos”, ya que no se incorpora de manera inmediata a Bienes Personales, en una operación que resulta parecida al préstamo prendario.

“El leasing tradicional aún no es conocido masivamente. Falta comercializarlo. Nosotros lo usamos para realizar inversiones. Usamos el leasing del Banco Nación, que es el que mejor acceso nos da”, explicó.

Son muchos los bancos privados que suministran leasing como el Santander Río, el BBVA Francés y el Itaú, entre otros. El gerente de productos de Cash Management y ABF del Banco Itaú, Lionel Baragaño, dijo que la entidad relanzó su esquema financiero y procura dar a sus clientes, a través del leasing, una herramienta aún no tan utilizada.

“En el 2007 el leasing tenía una cartera de 3.500 millones de pesos y ahora, diez años después llega a 19.000 millones”, indicó.

“Faltaba mostrar los beneficios impositivos de la herramienta”, consideró Baragaño, quien destacó también que el interesado en adherirse al leasing puede financiar la compra de, por ejemplo, un tractor o un camión, hasta en un ciento por ciento.

“En nuestro caso es el banco el que compra el tractor o el camión y el agricultor va pagando un canon, a manera de cuota”, explicó.

Agregó que la financiación puede ir de 12 a 60 meses y en la última cuota el interesado decide si se queda con el bien o lo devuelve al banco. Señaló que en materia de rodados los contratos son generalmente de 36 meses para utilitarios, camiones y transporte, y para el agro los tractores o las máquinas específicas de la industrias demandan contratos de 60 meses. “Depende del tipo de bien. Con el uso el comprador amortiza el plazo del préstamo”, explicó.

Baragaño sostuvo que el leasing puede estar dirigido a empresas o personas físicas y que es el banco, en este caso, el que compra por ejemplo la máquina, la registra, arma la contratación del seguro y paga al proveedor. Luego, la empresa o la persona física que actúa puede comprar el bien.

“Las personas físicas prefieren comprar por leasing automóviles y camionetas y es un alternativa al préstamo prendario. Se aprovechan beneficios impositivos ya que el interesado no registra el bien como base imponible de bien personal. Sólo el uno por ciento del mercado de leasing en el país está dirigido a individuos”, detalló.

Comentarios