Según el jefe de Policía, el fiscal municipal taficeño se negó al dosaje

El funcionario explicó a LA GACETA que le labraron una contravención policial por “vociferar en la vía pública”.

02 Nov 2017
1

LA GACETA/ ARCHIVO.

El fiscal Municipal de Tafí Viejo, Víctor Schedan, demorado en la madrugada del martes por un incidente en pleno centro de San Miguel de Tucumán, afirmó que no fue sometido a un dosaje alcohólico y que la multa que pagó se debe a una contravención policial.

El martes, alrededor de las 3.30 según fuentes de la Policía, agentes de la Guardia Urbana aprehendieron a Schedan, quien conducía un auto en la esquina de 25 de Mayo y San Juan. El funcionario explicó a LA GACETA que le labraron una contravención policial por “vociferar en la vía pública”. Comentó que, ante el requerimiento policial, no quiso salir de su auto porque no se habían producido daños a la propiedad privada ni a terceros -siempre según su versión-, y que no le realizaron el dosaje alcohólico. Este diario se comunicó nuevamente ayer con el intendente taficeño, Javier Noguera, quien aclaró -molesto- que no realizaría declaraciones hasta retornar de su licencia por vacaciones.

El fiscal de Tafí Viejo chocó, lo aprehendieron, pagó la multa y se fue

El jefe de Policía, Dante Bustamante, precisó a LA GACETA que la resolución labrada se ajusta al inciso 4 del artículo 19 de la ley de Contravenciones Policiales. “Se le hizo un examen médico porque se negó a hacer el dosaje. Se hizo la contravención y quedó en libertad porque abonó la multa. En nignún momento utilizó los recursos que tiene a su alcance apra apelar esta sanción”, afirmó Bustamante. El artículo reza: “serán castigados con penas de hasta treinta (30) días de arresto o treinta (30) días-multa: Los que, profiriendo gritos agresivos o de cualquier otro modo, alterasen el orden y la tranquilidad pública en calles o lugares públicos”.

Schedan fue juez de Faltas de Yerba Buena durante la última intendencia de Daniel Toledo (2011-2015). En 2015 fue candidato a concejal por ese municipio por el Frente para la Victoria.

La polémica hizo recordar a la situación vivida por el presidente del Concejo Deliberante de la Capital, Javier Aybar. El peronista, en julio de 2016, estaba dormido en el asiento de conductor de un auto que acababa de embestir contra un taxi y una camioneta que esperaban la luz verde. También, a lo acontecido con el legislador Emiliano Vargas Aignasse en marzo de 2015. La camioneta en la que viajaba el oficialista chocó desde atrás un auto. Vargas Aignasse, ante el asedio periodístico, quiso bajar del vehículo y cayó al pavimento.

Por otra parte, ediles opositores de esa ciudad aguardan que se esclarezca el episodio antes de la sesión prevista para mañana. “No está claro lo que sucedió. El viernes (por mañana) se convocó a una sesión para elegir la nueva mesa directiva. Seguramente ahí conoceremos qué sucedió”, explicó el concejal Benjamín Terraf.

El edil de Cambiemos había adelantado que, con su compañero de bloque -Juan Ernesto Medina-, presentarían un pedido de informes para que se esclarezca el episodio. Terraf y Medina aguardarán hasta la sesión del cuerpo y, en caso de que no se brinde información, presentarán la solicitud. Para mañana, desde las 19, fue citada una sesión para renovar la conducción del Concejo local, conformada por Pascual Zamora (presidente), Carlos Sebastián Araya y Gabriela Olea (vicepresidentes primero y segundo).

Comentarios