El grupo salteño “Puro Huayra” refresca su estética con un show acústico, cerca de la gente

Es una de las propuestas del folclore joven más importantes del país.

02 Nov 2017
1

UN SONIDO DISTINTO. Los Huayra dejará de lado el clima de los festivales.

DOS RECITALES

• Hoy y mañana a las 22 en el teatro Alberdi (Jujuy y Crisóstomo Álvarez).

Los Huayra cambian. Para su nuevo show eligen un sonido acústico, con instrumentos que brillen por sí mismos, y un color y un vínculo especial para los recitales de esta noche y mañana en el teatro Alberdi. La apuesta recibe un título acorde al espíritu actual del sexteto: “Puro Huayra”.

Su último disco, “Gira”, los consolidó como una de las propuestas de folclore joven más importantes del país, con sus postulaciones a los premios Grammy y Gardel, y que será el eje de los shows que traen desde Salta. Desde “Vida” hasta “Suelta tus alas”, los 10 temas de su producción más reciente serán parte de un universo de sonidos frescos, cercanos y simples, con una apuesta a construir un vínculo con el público distinto al que se alcanza en los festivales masivos. Pero habrá muchos más de otras épocas y experiencias.

Esa llaneza la demuestra Juan José Vasconcellos cuando responde más rápido a su apodo de El Colo que a su nombre. “Es un nuevo desafío en este formato, en el que queremos rescatar los aspectos más orgánicos de la banda, con versiones de nuestros temas con mucha madera y mucho cuero, como el nombre mismo que elegimos para el show. Nos acostumbramos a trabajar para presentaciones en espacios grandes y ante miles de personas, por lo que el perfil que desplegamos es más enérgico y fiestero, mientras que en este caso hacemos pasar por otro lado la energía y potenciamos la intensidad de las sensaciones que queremos dejar con nuestros temas”, le explica a LA GACETA.

Junto al guitarra y líder del grupo, actuarán Juan Fuentes, Sebastián Giménez, Luis Benavídez, Hernando Mónico y Álvaro Plaza.

- ¿El formato responde al momento artístico que atraviesan?

- Seguramente. Siempre tratamos de ser los más honestos posibles con nuestros gustos musicales y con nuestras necesidades artísticas. Esta idea se ha dado porque sentimos ganas de reversionar muchas canciones que ya se consideran clásicos y darles lugar a otras que no tienen cabida en los festivales folclóricos masivos porque el contexto es otro, con la efervescencia de la gente e incluso con el horario de la presentación.

- ¿El contexto determina lo estético?

- De algún modo sí. En “Puro Huayra” tenemos la oportunidad de presentar canciones que fueron quedando de lado a lo largo de los años. Las encontramos en la intimidad y en el silencio. Queremos que en cada show haya algo diferente.

- ¿Cómo es actuar en un teatro?

- Siempre se lo extraña al teatro por la conexión cercana que establecés con la gente, casi sin distancia y todos en el mismo lugar. Todos los espacios tienen un encanto diferente. En el festival tenés un entorno técnico increíble, con una súper pantalla gigante, millones de luces y una gran euforia. En el teatro buscamos minimizar todo y generar facetas distintas de las mismas canciones desde lo íntimo, tanto en las nuevas como en las viejas, porque vamos desde nuestro primer disco hasta el último. Depende de dónde lo veas, el mismo tema te ofrece una faceta diferente; descubrimos muchas más notas y muchas más formas de hacer nuestra música de la que creíamos. Lo disfrutamos muchísimo, nos vemos las caras como nunca antes, y es fantástico.

- ¿Ofrecer dos shows es un riesgo en cuanto a la cantidad de público?

- Es muy lindo haber tenido que agregar una segunda función, nos dice que la gente se conecta con esta nueva versión de Los Huayra. Tenemos mucho por celebrar, porque siempre hicimos un trabajo a conciencia, con el mayor de los respetos hacia la música y tratando de ser honestos en todo sentido.

Comentarios