Mejorar el scrum, una de las deudas que quedó de 2016

27 Oct 2017
1

PREPARACIÓN. Ya con un año de trabajo sobre las nuevas reglas, el scrum de Tucumán luce más firme que el año pasado. la gaceta / foto de héctor peralta

Hace un año, a modo de respuesta ante algunos casos de lesiones graves por derrumbes, la UAR pergeñó y sancionó nuevas reglas referidas al scrum, en busca de una formación más estable y segura. Amén de las críticas que despertaron tales innovaciones (para muchos atentaron contra la esencia de la formación más característica del rugby), hubo un inconveniente: las reglas entraron en vigencia pocos días antes del inicio del Campeonato Argentino, que terminó sirviendo como campo de pruebas. La falta de tiempo para trabajar con el nuevo scrum provocó que todos los equipos tuvieran dificultades; sin embargo, el que más lo sufrió fue Tucumán. Salvo contra Rosario, en todos los partidos recibió tarjetas por infracciones en la pulseada de forwards.

“Sí, lo sufrimos bastante al scrum el año pasado. Era la primera experiencia y nunca nos terminamos de acomodar. Ahora se está trabajando para que sea distinto. Esperamos sacarle provecho a esa formación”, anhela el entrenador Diego Vidal, a poco más de una semana para el inicio del torneo.

Aprendizaje

“Nos agarró desprevenidos. Al principio fue difícil, pero cuando jugamos el Nacional y después el Regional, le fuimos agarrando la mano”, asegura el pilar Martín Hernández. “Obviamente, falta ajustar algunas cositas, porque cada hooker y cada pilar tiene su forma de agarrarse y formar, pero estamos trabajando para unificar criterios”, agrega el de Tucumán Rugby.

“Hace un año venimos jugando este tipo de scrum, así que estamos mucho mejor. En los amistosos arrancamos de menor a mayor y terminamos con un muy buen scrum”, anticipa Javier Díaz, de Natación.

“La práctica con los clubes nos ayudó a mejorar muchísimo. Hay menos penales y menos tarjetas”, advierte el pilar Lisandro Faralle, de Huirapuca, al tiempo que resalta la importancia que tendrá el scrum para Tucumán como arma de ataque en este Argentino: “queremos que sea una formación controlada, que gire hacia donde queramos que lo haga. Y si tenemos un penal a cinco metros del ingoal, que a través del scrum termine sí o sí en try”.

Comentarios