Un joven fue baleado cuando salía de un boliche céntrico

Le dispararon desde una camioneta y lo hirieron en el estómago.

22 Oct 2017
1

FOTO TOMADA DE MSPTUCUMAN.GOV.AR

Varios jóvenes sufrieron violentos ataques cuando salían de distintos boliches bailables, ayer al amanecer. Uno de ellos recibió un balazo en el estómago, mientras que otros tres fueron atacados a trompadas.

Uno de los hechos tuvo lugar en el microcentro de la capital, alrededor de las 6.30. La víctima es un adolescente de 16 años que había asistido a un boliche situado en la zona de calles Mendoza y Junín. Al salir de ese local, recibió un balazo y terminó alojado en el hospital Padilla.

En un primer momento se desconocía lo que había ocurrido. Pero varias horas después, cuando el adolescente estuvo en condiciones de hablar, explicó que todo sucedió cuando salía del boliche y vio pasar a un joven (lo identificó con nombre y apellido) a bordo de una camioneta Toyota Hilux negra. La víctima agregó que esta persona le disparó desde ese vehículo. En cuanto a los motivos de la agresión, dijo que están enemistados desde hace mucho tiempo; pero no trascendieron mayores detalles.

La bala ingresó por el abdomen del adolescente y quedó alojada allí. Por ese motivo, los médicos debieron realizarle una cirugía y ayer continuaba internado, con pronóstico reservado.

Personal policial, mientras tanto, trataba de confirmar si el autor del disparo era la persona señalada por el adolescente. Ayer se analizaban filmaciones de las cámaras de seguridad que funcionan en la zona con el fin de obtener mayores datos del vehículo desde el cual se realizó el disparo.

A golpes

Casi en simultáneo, otros tres jóvenes sufrieron una violenta golpiza cuando se retiraban también de un boliche bailable. En este caso, el ataque tuvo lugar en Monteros.

Fue el padre de una de las víctimas quien se presentó ante la Policía para dejar constancia de lo sucedido. Dijo que su hijo había asistido a un local bailable ubicado sobre la ruta 38 acompañado por dos amigos más. Agregó que, cuando intentaban retirarse del baile, fueron atacados sin motivo por un grupo de personas. El hombre aseguró que uno de los agresores era un cuidador de autos que trabaja en ese lugar.

A causa de la golpiza, el hijo del denunciante terminó internado en el hospital de Concepción, donde le diagnosticaron traumatismo de cráneo y fractura de costillas.

Comentarios