En el gremio de pilotos no descartaron nuevas medidas de fuerza en Aerolíneas Argentinas

1

EN AEROPARQUE. Los vuelos fueron suspendidos por una asamblea de trabajadores. FOTO DE DYN.

Los gremios aeronáuticos y la empresa retomarán mañana la negociación salarial, tras el cuarto intermedio y las cancelaciones de los vuelos del viernes pasado.

16 Oct 2017

BUENOS AIRES.- Los gremios aeronáuticos y Aerolíneas Argentinas retomarán mañana la negociación salarial, luego del cuarto intermedio dispuesto el viernes. Durante esa jornada se llevó adelante una medida de los trabajadores afectó a 10.000 pasajeros, quienes no pudieron viajar.

Los aumentos de tarifas volverán a impulsar la inflación por encima de la meta oficial en 2018.

Fuentes que participaron de la reunión del viernes último dijeron a la agencia DyN que, tras la falta de avances ese día, la discusión se retomará mañana.

El encuentro de ese día se realizó en el Ministerio de Trabajo para intentar destrabar una paritaria en la que los sindicatos aeronáuticos reclaman un ajuste salarial de entre 24% y 26%; mientras que la empresa aérea estatal ofreció un aumento de 16%, en línea con la pauta inflacionaria que se prevé para 2018.

Las fuentes informaron que el Ministerio exhortó a la empresa a que mejore la oferta salarial.

Los gremios paralizaron el viernes más de 100 vuelos de Aerolíneas y Austral, lo que afectó a más de 10.000 personas en Aeroparque y Ezeiza.

El sábado, el secretario general de la Asociación de Pilotos de Líneas Aéreas (APLA), Pablo Biró, advirtió que “el conflicto está lejos de terminarse" y "va a ser muy largo", por lo que no descartó nuevas medidas de fuerza.

“La inflación núcleo fue la más baja de toda nuestra gestión”.

Biró cuestionó en declaraciones radiales que el Gobierno los quiere enfrentar a la sociedad y que desde el Ministerio de Transporte, que conduce Guillermo Dietrich, buscan destruir la imagen de Aerolíneas para facilitar el ingreso de las low cost al país.

Las cancelaciones del viernes causaron malestar entre los pasajeros, que en medio de gritos y empujones, realizaron filas de hasta 200 metros en el aeropuerto metropolitano, a la espera de la reprogramación de los vuelos o el reembolso del dinero.



Comentarios