Las campeonas de maxibásquet quieren que esta disciplina se desarrolle en el ámbito local

16 Oct 2017
1

LAS MEJORES DEL PAÍS. Parte del plantel de la Asociación Femenina de Maxibásquet de Tucumán, que logró el título en la categoría +60 en General Alvear (Mendoza). la gaceta / foto de Analía Jaramillo

El maxibásquet femenino tucumano es el mejor del país. Al menos en la categoría +60, porque uno de los equipos representantes de nuestra provincia ganó el título en el XV° Campeonato Argentino de la disciplina, que se jugó en General Alvear, Mendoza, entre el 25 y el 30 del mes pasado.

La Asociación Femenina de Maxibásquet de Tucumán se consagró en forma invicta: ganó los tres partidos contra las rivales de su grupo (incluidas las locales), derrotó en la semifinal al combinado de Gualeguaychú y, en la final, a la Agrupación Femenina de Maxibásquet, el otro plantel representante de nuestra provincia.

El equipo campeón, dirigido técnicamente por Flora Villanueva, estuvo integrado por Graciela Paz, Blanca Hoyos, Imelda Kruger, Dora Guevara, María Soberón, Beatriz Juárez, Rosario Córdoba, Mirta Arroyo y Griselda Valdez.

Según contaron las campeonas a LG Deportiva, pese a que se trata de equipos de la misma provincia, resulta excepcional que se enfrenten contra la Agrupación. “Solamente en los torneos Regionales, en los Interclubes y en los Argentinos (N. de la R.: mayormente, estos campeonatos se disputan fuera de la provincia). Pero, incluso, en el Argentino del año pasado, nosotras presentamos equipo de +55 y no de +60; y ellas, al revés; así que no podríamos habernos cruzado. Además, cuando hay dos equipos de una misma provincia, siempre tratan de ubicarlos en zonas distintas”, explicó Paz.

Todas coinciden en la necesidad de que se dé impulso local a la actividad. “El maxibásquet está creciendo; las chicas de 30 años que están jugando en Primera, ya están viviendo el proceso de entrar al maxibásquet”, consideró Hoyos. Acaso debido a ello, un grupo de jugadoras quiere hacer un torneo local. “Se está intentando armar campeonatos locales; y cada vez hay más interesadas”, dijo Hoyos.

No obstante, a renglón seguido enumeraron algunas de las múltiples dificultades con las cuales se enfrentan. “Cuando viajamos afuera, desde la Legislatura y desde la Secretaría de Deportes de la provincia nos dan una mano, para el colectivo. Pero aquí no contamos con espacio físico; tenemos que pagar un club, y muchas instituciones no quieren saber nada con el maxibásquet”, dijo Kruger, que fue, incluso, más allá: “no hay incentivos ni siquiera para las niñas. Nadie quiere el básquet femenino; pocos clubes tienen semillero”. Paz la secundó. “Cuando empecé a jugar había 28 equipos de básquet femenino; actualmente no sé si llegan a ocho”, afirmó.

Están todas de acuerdo en que, para el caso de las niñas, el básquet -y todo deporte- sería una excelente alternativa para alejarlas de las drogas. Y para el caso de las mayores, una actividad para preservar la salud. “Ya hay una nueva categoría, la +70. El Gobierno debería incentivar a los mayores, a que practiquen deportes. En otras provincias, en cada barrio hay un tablero de básquet”, dijeron.

El mes que viene viajarán a Paraná para participar del campeonato interclubes. Allí pondrán a prueba el título logrado en Mendoza. Pero más allá del resultado que traigan, dejan entrever que prefieren que el maxibásquet se desarrolle fronteras adentro de Tucumán.

comentarios