Trump no certificará el pacto nuclear y pide sancionar a Irán

El presidente estadounidense dijo que Teherán trata de socavar a sus enemigos. La decisión puede traer disputas con los socios europeos del acuerdo, que rechazan otro castigo económico al país islámico

14 Oct 2017
1

TRUMP. Sale de la sala de recepción diplomática tras hablar sobre el acuerdo nuclear de Irán en la Casa Blanca. Reuters

WASHINGTON.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, asestó un duro golpe al acuerdo nuclear con Irán del 2015 y desafió a la comunidad internacional con su decisión de no certificar el cumplimiento de Teherán con el pacto, lo que implica un giro trascendental en la política exterior del país.

Trump anunció que no volverá a certificar el acuerdo nuclear, firmado junto con las principales potencias del mundo, lo que obligará al Congreso norteamericano a debatir y votar si Washington se mantiene dentro del acuerdo o si impone nuevas condiciones, lo que podría hacer peligrar el pacto internacional.

También anunció que dará al Departamento del Tesoro una amplia autoridad para imponer sanciones económicas contra individuos y entidades en las fuerzas armadas de Irán, la Guardia Revolucionaria, en respuesta a lo que Washington describe como sus esfuerzos por desestabilizar y socavar a sus enemigos en Oriente Medio.

“Lo que estamos desplegando es un camino que pensamos nos ofrece la mejor plataforma desde la cual podemos arreglar este acuerdo”, dijo Rex Tillerson, el jefe de la diplomacia estadounidense.“Podríamos tener éxito. O podríamos no ser capaces de cambiarlo (el acuerdo). Y si no podemos quizás tengamos que salir del pacto”, declaró.

La decisión de Trump supondrá una disputa de Estados Unidos con otros signatarios del acuerdo, que incluyen a Reino Unido, Francia, Alemania, Rusia, China, la Unión Europea y por supuesto Irán, todos ellos beneficiarios económicos de la disminución de las sanciones contra la república islámica.

La respuesta de Irán fue igualmente dura. Advirtió que tomará represalias contra cualquier acción dirigida a sus fuerzas armadas y acusó a Estados Unidos de violar el espíritu del acuerdo nuclear de 2015.

Las medidas que está revisando Trump formarían parte de una estrategia más amplia que incluye sanciones en respuesta a los ensayos iraníes con misiles balísticos, ciberespionaje y el respaldo al grupo libanés Hezbollah y otras formaciones incluidas en la lista estadounidense de organizaciones terroristas extranjeras. Estados Unidos ya evaluó -aunque suspendió- la inclusión en esa lista de la Guardia Islámica Revolucionaria, la fuerza de seguridad interna y externa más poderosa de Irán.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores, Bahram Qasemi, dijo que Irán continuará ampliando su capacidad de misiles balísticos pese a la críticas occidentales. (DPA)

Puntos claves del acuerdo

Seis potencias.- El acuerdo nuclear alcanzado por Irán con seis potencias internacionales el 14 de julio de 2015 en Viena tras largos años de tira y afloja tiene más de 100 páginas y cinco anexos que incluyen asuntos técnicos.

No lo reconocen.- Los firmantes (Teherán y el grupo 5+1 integrado por Estados Unidos, Reino Unido, Francia, Rusia, China y Alemania) evitan calificar a este pacto como un acuerdo. En Estados Unidos, un acuerdo internacional debería haber sido ratificado por más de dos tercios del Senado.

CONTROLES.- Irán se compromete a someter su programa de enriquecimiento de uranio a un sistema de controles y limitaciones escalonado por hasta 25 años bajo el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

CENTRIFUGADORAS.- La cantidad de centrifugadoras utilizadas para enriquecer uranio serán reducidas de 19.000 a unas 6.000 en los primeros 10 años. Estas máquinas sólo podrán enriquecer el uranio al 3,67%, suficiente para servir como combustible. Para fabricar cabezas nucleares se necesita que alcance el 90%.

EXISTENCIAS DE URANIO.- El pacto incluye el compromiso de que Irán reducirá drásticamente por 15 años sus existencias de uranio enriquecido a bajo nivel de más de 10.000 a 300 kilogramos. Teherán había alcanzado un grado de enriquecimiento de hasta el 20%.

PLANTAS NUCLEARES.- La única planta en la que Irán podrá enriquecer uranio es Natanz. El reactor de agua pesada de Arak será convertido en un reactor de investigación para que no produzca plutonio, que puede ser utilizado para la fabricación de armas nucleares. Además, la planta de enriquecimiento de Fordo se convertirá en un centro de investigación.

EMBARGO DE ARMAS.- El embargo de la ONU a las importaciones y exportaciones de armas convencionales sigue vigente por cinco años. Suministros que podrían ser de utilidad para el programa de misiles balísticos de Irán están prohibidos por ocho años.

SANCIONES ECONÓMICAS.- A cambio, las naciones occidentales levantan las sanciones económicas contra Teherán. Pero si Irán no cumple con lo acordado, las sanciones podrán volver a entrar en vigor inmediatamente.

En Esta Nota

Irán Donald Trump
Comentarios