Los narcos eligen la paz de Yerba Buena para ocultarse

08 Oct 2017
1

La casa donde residía Ruoti cuenta con numerosas medidas de seguridad. Ayer no había nadie en la vivienda ubicada en Yerba Buena. la gaceta / foto de héctor peralta

Francisco Maximiliano Ruoti fue el tercer acusado de dirigir una organización narco que eligió Yerba Buena para vivir.

En este caso, el empresario residía lejos del ruido y a muy pocas cuadras del cerro. La fastuosa vivienda está ubicada en la calle Jorge Luis Borges (es la segunda paralela de la avenida Aconquija hacia el norte) al 2.800.

Su fachada es imponente. El frente tiene tres entradas. Dos para vehículos y una para personas. Esta última está coronada por una impactante cámara de seguridad que permite observar los movimientos de las personas que tocan el timbre o que caminan por la vereda.

Las medidas de seguridad que tiene el frente es otra de las características de esta casa que pareciera ser una fortaleza. Las paredes del frente tienen más de tres metros de alto, hay por lo menos 10 lámparas de iluminación (todas con focos de bajo consumo) y todos los ingresos tienen portones de chapa que son impenetrables hasta para proyectiles de pistolas nueve milímetros.

Carla “La Jefa” Sánchez, condenada por dirigir una organización narco, tenía pedido de captura nacional e internacional, después varios meses de haberse burlado delas fuerzas de seguridad, fue encontrada en un country de esa ciudad.

Luis “El Gordo Vaca” Vega también eligió Yerba Buena para instalarse después de haber pasado gran parte de su vida en Villa Vaca. Lo hizo en una casa del barrio Las Acacias, donde normalmente realizaba ruidosas reuniones que alteraban a tos sus vecinos. “Esa es una ciudad ideal para esconderse porque nadie se mete con nadie y más aún si vive en un country”, dijo un investigador.

En Esta Nota

Narcotráfico
Comentarios