Lebac, Letes y bonos: en qué conviene invertir en tiempos de incertidumbre

1

DIVERSIFICAR. La clave no es concentrar todo en una sola moneda o en un único instrumento. FOTO TOMADA DE CARTA FINANCIERA

Evitar altas concentraciones en una sola clase de activos o monedas es clave para reducir los riesgos, según un especialista.

04 Oct 2017

Diversificar los portafolios y evitar altas concentraciones en una sola clase de activos o monedas representa un factor determinante. Esto puede evitar dolores de cabeza cuando los mercados sufren movimientos en la dirección opuesta a la deseada. Es verdad que en determinadas situaciones la concentración puede ser muy rentable, tal como ocurrió en 2016, donde se evidenció un tipo de cambio prácticamente planchado. Sin embargo, nada indica que esto ocurra de forma permanente.

Sube el dólar, pero aún no les gana a las Lebac.

Esto lo afirmó Juan Andrés Serur, profesor de la Universidad del CEMA, quien remarcó que las elecciones legislativas nacionales de este mes plantean posibles escenarios, con probables y fuertes repercusiones en los mercados financieros. En esa línea, no descartó la posibilidad de que se produzca una devaluación mayor de la moneda nacional.

“Si bien el oficialismo atraviesa un período de optimismo, no podemos desacreditar el riesgo de una fuerte depreciación del peso argentino ante un triunfo de la oposición, más teniendo en cuenta que estamos atravesando un contexto marcado por contradicciones y peleas políticas, que hacen de la opinión pública una herramienta para ejercer presiones determinantes”, enfatizó el especialista.

El inversor ocupa un lugar estratégico en el ecosistema emprendedor.

Serur consideró que una de las claves para reducir el riesgo frente a este escenario es la diversificación de las inveriones. Pero la cuestión es dónde poner el dinero y mantenerlo seguro. Acá van algunas sugerencias.

En qué invertir para diversificarse:

- Letes: los instrumentos, como las letras nominadas en dólares, por ejemplo, constituyen una opción para inversores conservadores a la hora de diversificar su portafolio. Esto es ideal para quienes buscan cubrirse de fluctuaciones en la moneda local.

- Bonos provinciales en dólares: los inversores menos conservadores, acostumbrados a asumir mayores niveles de riesgo, pueden optar por bonos en dólares provinciales. Pero atención: siempre deben tener en cuenta que al momento de seleccionar este tipo de activos, hay que contemplar métricas como la duration, una medida de la sensibilidad de un bono ante movimientos en las tasas de interés.

- Bonos de la parte corta de la curva de rendimientos tienden a tener menos exposición a cambios abruptos en su precio, cuestión que no debe pasarse por alto teniendo en cuenta que al contexto local se le suma el mercado global dominado por miedos e incertidumbre: amenazas que arriban desde Corea del Norte, cambios en la política monetaria estadounidense, entre muchos factores, podrían cambiar el tablero en cuestión de segundos.

- Lebac, en boca de todos: constituyen uno de los instrumentos más atractivos en la actualidad en lo que respecta a cuestiones financieras locales. No obstante, en las últimas licitaciones comenzó un proceso de normalización de la curva, que con la ayuda de las intervenciones del Banco Central (BCRA) en el mercado secundario, adoptó pendiente positiva. Ahora las letras más largas son más atractivas en términos de retornos, constituyendo un instrumento que permite fijar tasas altas en pesos en un contexto con expectativas de inflación decreciente.

- Para los más agresivos, el mercado de renta variable siempre es una opción atractiva. La plaza local ha mostrado una clara tendencia al alza en los últimos tiempos, otorgando retornos reales muy altos. No obstante, todo tiene su costo: mayores niveles de riesgo, medidos a través de la volatilidad y otras métricas, impactan negativamente en los portafolios, pudiendo traducirse en grandes pérdidas.

Para contextualizar, Serur detalló que el Merval lleva acumulado desde principios de año una suba de alrededor de un 50%, liderada principalmente por el sector energético, destacando compañías con subas de más de un 200%. Sin embargo, el hecho de que un sector específico haya experimentado tal suba, principalmente como consecuencia de un cambio de política, no es señal de que lo siga haciendo en un futuro.

El mercado espera la nueva licitación de Lebac: claves para invertir en este instrumento.

"Una cartera muy concentrada en un sector puede experimentar altos niveles de volatilidad, lo cual no es recomendable para el inversor medio no dispuesto a afrontar una fuerte caída en el valor de su portafolio", expresó.

Diversificar, reducir el riesgo, cubrirse ante escenarios adversos, representan opciones saludables para salir vivo en el intento de invertir en un clima un tanto hostil y con incertidumbre al acecho. Alejándonos de portafolios altamente concentrados, esta alternativa puede ayudar a más de un inversor indeciso a canalizar sus ahorros hacia inversiones que generen buenos rendimientos sin exponerse a riesgos innecesarios.

El dólar retrocede: consejos para invertir en una etapa inusual en la Argentina.

"Claro que esto no está libre de riesgos. Si bien estos activos son considerados buena alternativa para inversores conservadores, y efectivamente lo son, existen fuentes de riesgo exógenas al comportamiento del activo, como fluctuaciones en el tipo de cambio", concluyó el especialista.



Comentarios