El rey de España pide asegurar "el orden constitucional" ante el desafío independentista catalán

Felipe VI acusó a los líderes secesionistas de quebrantar "los principios democráticos de todo Estado de Derecho".

03 Oct 2017
1

FOTO TOMADA DE AMBITO.COM

MADRID.- El rey Felipe VI advirtió hoy que España vive una situación de "extrema gravedad" por el desafío independentista en Cataluña y pidió que los poderes del Estado aseguren "el orden constitucional y el normal funcionamiento de las instituciones" frente a quienes pretenden "quebrar la unidad" del país. 

En su primera comparecencia desde el polémico referéndum soberanista no autorizado celebrado el domingo en la región y en su primer mensaje fuera de un acto institucional en tres años de reinado, el monarca lanzó un duro mensaje a los líderes independentistas que llevaron a España a su crisis institucional más grave en décadas. 

"Desde hace ya tiempo, determinadas autoridades de Cataluña, de una manera reiterada, consciente y deliberada, han venido incumpliendo la Constitución y su Estatuto de Autonomía", dijo sobre la norma que regula la región. "Con sus decisiones han vulnerado de manera sistemática las normas aprobadas legal y legítimamente, demostrando una deslealtad inadmisible hacia los poderes del Estado". 

Felipe acusó a los líderes secesionistas de quebrantar "los principios democráticos de todo Estado de Derecho" y de socavar "la armonía y la convivencia en la propia sociedad catalana". "Hoy la sociedad catalana está fracturada y enfrentada", lamentó. 

"Esas autoridades, de una manera clara y rotunda, se han situado totalmente al margen del derecho y de la democracia. Han pretendido quebrar la unidad de España y la soberanía nacional, que es el derecho de todos los españoles a decidir democráticamente su vida en común", explicó el monarca sobre la gravedad de la situación. 

Por todo ello, añadió, "es responsabilidad de los legítimos poderes del Estado asegurar el orden constitucional y el normal funcionamiento de las instituciones, la vigencia del Estado de Derecho y el autogobierno de Cataluña". 

Tranquilidad

En medio de la situación de tensión y crispación que vive España, Felipe VI concluyó su mensaje enviando tranquilidad a los españoles. 

"Son momentos difíciles, pero los superaremos. Son momentos muy complejos, pero saldremos adelante. Porque creemos en nuestro país y nos sentimos orgullosos de lo que somos. Porque nuestros principios democráticos son fuertes, son sólidos. Y lo son porque están basados en el deseo de millones y millones de españoles de convivir en paz y en libertad". 

Previendo los efectos de la consulta, Felipe había despejado ya por completo su agenda esta semana y mantuvo un contacto permanente con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy. 

El rey aludió en diversas ocasiones a la unidad de España a medida que escalaba la crisis en Cataluña, pero la situación no se resolvió y el Gobierno catalán de Carles Puigdemont mantuvo el referéndum del domingo pese a la suspensión de la Justicia. 

El "sí" a la ruptura con España ganó con un 90% la votación, marcada por cientos de heridos en enfrentamientos con la Policía que tenía orden de impedirla. 

A pesar de las dudas sobre la legitimidad del referéndum y a que muchos partidarios del "no" evitaron votar por considerarlo ilegal, el Gobierno regional abrió las puertas a una declaración unilateral de independencia, en un desafío inédito al Estado. (DPA)

En Esta Nota

España Cataluña
Comentarios