El padre Carlos ya tiene su escudo episcopal y su canción

El diseño del emblema es sencillo y muy colorido. Componen un villancico dedicado al nuevo pastor

02 Oct 2017
2

CARLOS SÁNCHEZ. El nuevo arzobispo de Tucumán. ARCHIVO

Toda la Iglesia tucumana está movilizada para acompañar a monseñor Carlos Alberto Sánchez en su ordenación episcopal. Un millar de laicos y sacerdotes organizan la gran ceremonia del viernes 13, en el estadio de Atlético, mientras que un laico, Carlos Jesús Coronel, compuso la letra y la música de un villancico en su honor para cantar durante el acto de asunción. También se exhibirá el escudo con el lema del nuevo arzobispo.

“Elegí un villancico para homenajear al padre Carlos porque es un ritmo norteño alegre, y festivo, que lo representa muy bien. Además es una canción que se canta en los pesebres y esa celebración será el nacimiento de una nueva etapa en la Iglesia tucumana”, expresó el folclorista que lleva 55 años cantando en todo el país. Coronel conoce muy de cerca al padre Carlos porque fue vecino de su familia durante toda la vida.

El villancico que se titula “Pastorcito tucumano” lleva como instrumentos dos guitarras, tres voces de violín, bajo, bombo, charango y percusión.

Simbología

El escudo lleva en el centro la Eucaristía, “fuente y cumbre de toda la vida cristiana”. La Eucaristía hace la Iglesia y la Iglesia hace la Eucaristía, como suele decir el papa Francisco. En el centro está la Cruz, en la que Cristo murió para salvar a los hombres.


- La Eucaristía está suspendida en las manos, colocadas en forma de cáliz. Simbolizan el servicio del obispo al pueblo de Dios, como lo hizo Cristo, “que no vino para ser servido, sino para servir” (Mateo 20, 28). El obispo es el que sirve sin buscar honores y pastorea su pueblo con “ternura y misericordia”.

- La imagen central está enmarcada por los cerros tucumanos, tierra natal del obispo.

- Los colores vivos representan el “Jardín de la República”. La diócesis es la Iglesia presente en un lugar determinado.

- La estrella simboliza a la Virgen María, Estrella de la Nueva Evangelización, Madre del Evangelio viviente y Madre de Misericordia, a la que el obispo encomienda su ministerio.

- Los cerros se recortan sobre el cielo azul de los tucumanos. “En la escuela de María, la Iglesia aprende continuamente el estilo de una maternidad generosa y atenta, de un amor que no espera, sino que se adelanta a las necesidades de los hombres y las atiende en concreto, dándoles no sólo la vida, sino el gozo y el sentido de la vida misma”, se señala en la explicación.

Debajo del escudo se encuentra el lema del nuevo pastor: “Estoy entre ustedes como el que sirve”, tomado de Lucas 22, 27. Significa que quiere imitar la transparencia de Jesús Buen Pastor, que entrega la vida por su rebaño en servicio alegre y evangelizador.

El viernes 13, día de la ordenación episcopal de monseñor Carlos Sánchez, es también el cierre del Jubileo de la Virgen de Fátima. Tucumán está consagrada a esa advocación. Por ello el acto de ordenación comenzará con una procesión desde la parroquia de Fátima hasta la cancha de Atlético donde se realizará la ceremonia. La imagen llegará acompañada por los fieles a las 19 al estadio. A las 19.30 será llevada (sin procesión) la imagen de La Merced, patrona de Tucumán. A las 20 arrancará el oficio central, con la participación de los obispos del NOA y del cardenal Luis Villalba como celebrante principal. Durante la ceremonia habrá obispos de todo el país. En la organización del acto participan alrededor de 1.000 personas.

Comentarios