Un preso se fugó de manera misteriosa de la ex Brigada

No hay signos de violencia en el calabozo.

01 Oct 2017

Un halo de misterio rodea la fuga de uno de los presos que estaban alojados en la alcaidía de la ex Brigada de Investigaciones (actual Dirección General de Investigación Criminal y Delitos Complejos). Son tan pocas las precisiones en torno al caso que no se descarta que hasta pudiera existir alguna complicidad por parte del personal policial que estaba a cargo de la custodia.

Según se informó, la evasión tuvo lugar ayer a la mañana en el antiguo edificio de calle Junín al 800. En el calabozo había estado alojado, junto a varios detenidos más, un hombre de apellido Rodríguez (no se dio a conocer toda su identidad). Este habría sido capturado en otra provincia por orden del fiscal de Instrucción Washington Navarro Dávila y traído a Tucumán hace un mes aproximadamente.

En cuanto a la causa por la que se encontraba privado de la libertad, circulan dos versiones. Una indica que está acusado de hurto de vehículos, mientras que otras fuentes aseguran que Navarro Dávila lo imputó por haber cometido varias estafas, todas relacionadas con la compra y venta de autos, y que por esa causa llevaba un largo tiempo prófugo. Además, sobre él pesaban varios pedidos de captura de Tucumán y otras provincias, siempre por el mismo delito. Sin embargo, hasta anoche este diario no había podido contactarse con el fiscal para que confirmara esa acusación.

En cuanto a la fuga, que se comunicó ayer a la mañana, tampoco están claros los medios. Algunas fuentes sostienen que Rodríguez simuló estar enfermo para que lo trasladaran hacia otro sector de la ex Brigada y que desde allí consiguió escaparse. Por otra parte, hay quienes indican que existió una complicidad por parte de los uniformados, quienes le habrían concedido un lugar especial desde su llegada a la provincia y le habrían facilitado los medios para que concretara la huida.

El fiscal Diego López Ávila está a cargo de la investigación de esa fuga. Fuentes judiciales informaron que hasta el momento no tomó medidas en contra de los guardias, pero que podría modificar la situación procesal de estos luego de escuchar los testimonios de los demás presos que están alojados en la ex Brigada. Mientras tanto, el jefe de Policía, comisario Dante Bustamante, inició un sumario interno para tratar establecer la responsabilidad del personal que tenía a cargo la custodia.

Comentarios