Conocé la experiencia a bordo de un crucero

Para muchos es un sueño y hay quienes lo imaginan como inalcanzable, pero haciendo números y comparando, los costos son similares o incluso más convenientes que ir a un destino fijo.

30 Sep 2017

“Desde lo interesante del desayuno, almuerzo, merienda y cena, pasando por los diferentes bares, generalmente algo más de 10 con su música típica de cada uno y en la tarde/noche se transforman en bares temáticos con diferente música para bailar o para escuchar algún instrumento u orquesta. Todo está preparado para descansar y disfrutar. Es un viaje muy relajado, con varios pisos de diferentes entretenimientos. Es un verdadero hotel cinco estrellas en el océano”. Así describe Eduardo Brito, gerente de Yastay Viajes y Turismo, la experiencia a bordo de esos gigantes que flotan por el mundo transportando pasajeros que no viajan para llegar, sino para estar.

“Son de muy buen nivel las obras de teatro y hay una diferente todos los días, así que el pasajero puede hacer esta actividad durante todo el viaje. Las obras son con artistas profesionales, en un ambiente muy cómodo, y en anfiteatros a bordo con capacidad para más de 1.300 personas en tres niveles. Son dos funciones por día, una antes de la cena del segundo turno y otra luego de la cena del primer turno”, agrega Brito, especializado en este tipo de travesías que cada vez más seducen a viajeros de todas las edades. “Realmente se descansa, ya que uno hace lo que le plazca, el barco tiene 16 bares entre internos y externos, un gimnasio de última generación que funciona desde las 6 hasta las 22 horas, para los que están acostumbrados a hacer actividad física”, agregó.

Cuestión de precios

Para muchos es un sueño y hay quienes lo imaginan como inalcanzable, pero haciendo números y comparando, los costos son similares o incluso más convenientes que ir a un destino fijo en un hotel de las características y prestaciones que tiene un crucero. “La gente suele pensar que es caro porque se trata de un crucero, lo ven como algo muy difícil de acceder, pero es más económico que pasar siete noches con aéreo en el sur de Brasil, en un hotel que no llega a ser de la categoría de un crucero y además con media pensión, cuando el crucero cuenta con pensión completa... al final, termina siendo más conveniente y es una experiencia que vale la pena tener”, destacó el empresario.


Según las posibilidades y las ganas, existen programas de tres, ocho, nueve y 13 noches, todas partiendo y regresando a Buenos Aires. “Generalmente los lugares que se visitan son Punta del Este en Uruguay, Río de Janeiro, Angra do Reis, Ilhabela y Buzios, en Brasil; y, en los más largos, o sea de 13 noches, se llega hasta el noreste de Brasil como Ilheus, Salvador de Bahía y Maceió”, explicó. Otras opciones que mencionó Brito son los transatlánticos de alrededor de 20 noches a Europa, parando en Río de Janeiro, Salvador de Bahía y Recife, en Brasil; luego Santa Cruz de Tenerife en Islas Canarias, Cádiz, Málaga y Palma de Mallorca en España; luego África con La Veletta en la Isla de Malta, después en Dubrovnic en Croacia, finalizanco en Venecia. Ya preparan uno de esas características para abril del año que viene.

Comentarios