México en colores: ciudad, cultura y mar turquesa

Una salida grupal ofrece un rápido pero intenso pantallazo de la enorme diversidad mexicana.

30 Sep 2017

Desde hace varios años una opción cómoda y fácil para conocer México es la salida grupal conocida como “México en colores”. Pero esta vez hay una novedad: es la primera vez que los tucumanos no tendrán que desplazarse a Córdoba para hacerlo, ya que la nueva ruta aérea de Tucumán a Lima permite una conexión más directa. En una travesía de 14 noches de alojamiento se pueden conocer las zonas más emblemáticas de México. Son apenas cuatro colores de un abanico inacabable de matices, pero es un gran pantallazo para enamorarse de este riquísimo país por donde se lo mire: cultura, playas, compras, gastronomía, noche, historia...

El viaje comienza con cuatro noches en Ciudad de México, en la que se conocen los sitios fundamentales de ese monstruoso distrito de 9 millones de habitantes. En un city tour se visita el Museo de Diego Rivera, la Catedral, el Museo de Bellas Artes, la Plaza de los Chamanes y el mercado de artesanías, entre otros puntos de interés. Otro día se dedica exclsuivamente a visitar las pirámides de Teotihuacán y la Basílica de Santa María de Guadalupe.


Enfilados hacia el sureste de México, antes de llegar a la playa, se hace una parada de una noche en Taxco. De la megalópolis de del distrito federal se cambia al color de un pequeño y encantador pueblo colonial enclavado en una zona rodeada de grandes cerros y montañas. Su gente aún vive del comercio y manufactura de objetos de plata y la ciudad todavía conservan las construcciones barrocas levantadas durante el auge minero del Virreinato.

Luego de una noche, la playa. Acapulco, el destino playero que más fama le ha dado a México gracias a su bello entorno natural, su arena dorada, su clima tropical, sus aguas cálidas y su gente. Allí se pasan tres noches.


El relax total del viaje se instala con seis noches de hospedaje en Playa del Carmen, en la costa opuesta a Acapulco, en pleno mar caribe. Acá el movimiento turístico es intenso todo el año.

“Nosotros elegimos salir en mayo, es una salida exclusiva, porque es un mes con el clima más agradable de México y porque los precios están muy convenientes para los argentinos. Tanto para comer, como para salir o hacer compras los precios son much mejores que en cualquier otra época”, aseguró Claudia Kairuz, de Junaza Viajes. Durante esa estadía en Playa del Carmen, en hoteles all inlcusive, el viajero puede alquilar un auto y conocer otros destinos cercanos, como Tulum y Cancún, por ejemplo.


El turismo no ha temblado

“México sigue siendo hermoso a pesar de lo sucedido. Los edificios que se derrumbaron eran viejos, y nada tienen que ver con los hoteles modernos, construidos con normas antisísmicas, que están en perfecto estado para recibir a los turistas. Además, visitar México es una manera de contribuir con su reconstrucción”, opinó Kairuz al ser consultada por el turismo luego el último y desvastador terremoto.

Por estos días, además, el Consejo de Promoción Turística de México informó que todas las atracciones turísticas permanecen abiertas y en operación a pesar de los daños reportados en Puebla, Morelos y la Ciudad de México. “Los museos en la Ciudad de México reabrieron el 25 de septiembre. De los 310 hoteles con los que cuenta la Ciudad, únicamente seis permanecen cerrados y en observación por cualquier daño que pueda presentarse. Afortunadamente, ningún otro destino en México ha sido afectado y todos siguen operando normalmente”, dice el comunicado.

Temas

México
Comentarios