Juicio por Vides: “veo que uno saca la mano por la ventanilla y hace tres tiros; uno le da al policía en la frente”

Sólo uno de los cuatro acusados declaró, aunque no aceptó responder preguntas. Reconoció que hizo disparos. El primer testigo en declarar en el juicio relató cómo fue el momento en que asesinaron al agente del 911 durante una persecución.

29 Sep 2017
1

TESTIGO PRESENCIAL. Marcelo Ovejero contó que pasaba por la esquina de San Lorenzo y Pedro León Gallo cuando le dispararon a Juan José Vides. la gaceta / fotos de jorge olmos sgrosso

Ya habían cometido dos asaltos a mano armada, el mediodía del 2 de febrero de 2016, antes de que uno de ellos asesinara de un tiro en la frente al agente del 911 Juan José Vides. Los cuatro acusados enfrentaron ayer la primera audiencia del juicio oral, donde están imputados por los delitos de robo doblemente agravado, privación ilegítima de la libertad y homicidio agravado.

El debate se desarrolla en la Sala IV de la Cámara Penal con un tribunal presidido por Wendy Kassar e integrado por Emilio Páez de la Torre y Eduardo Romero Lascano. Ellos deberán determinar la culpabilidad o inocencia de Lucas Manuel Romano, Jesús Emanuel Sánchez, Jorge Manuel Gutiérrez y Jonathan Emanuel Cuellar. Este último está señalado como el presunto autor del disparo que acabó con la vida del policía.

"Vides es el ángel del 911", recuerdan sus compañeros

En primer lugar, se dio lectura a la acusación formulada por la fiscala de Instrucción María del Carmen Reuter. Según su conclusión, aquel día los acusados cometieron dos asaltos, luego asesinaron a Vides y, antes de ser detenidos, tomaron como rehén a una persona en una estación de servicio.

El primer hecho –reconstruyó Reuter- se produjo alrededor de las 13 en la esquina de Juan B. Terán y Florida. Allí cuatro empleados de una distribuidora de gaseosas intentaban descargar bebidas cuando se acercó un Renault Clio negro. De ese vehículo bajaron tres personas, los redujeron con pistolas y se apoderaron de más de $ 15.000, entre otras pertenencias. “Sánchez le gatilló a una de las víctimas en la cabeza, pero el disparo no salió”, remarcó la fiscala.

Minutos después, y a bordo del mismo vehículo, interceptaron a otros distribuidores de mercadería en la puerta de un almacén ubicado en la intersección de Magallanes y Coronel Zelaya. En ese caso el botín fue de poco más de $ 3.000 y dos celulares.

Descubrieron una placa con el nombre de Vides, el policía que fue asesinado en febrero

Intentaban escapar de ese hecho cuando comenzó a perseguirlos un móvil del 911. “Al llegar a la esquina de Alsina y Pedro León Gallo, los acusados comenzaron a disparar y el móvil los perdió de vista”, repasó Reuter. Un segundo patrullero se sumó a la persecución pero, a la altura de San Lorenzo y Adolfo de la Vega, los asaltantes volvieron a abrir fuego desde el auto. Una de esas balas impactó en la frente de Vides, quien iba en esa camioneta de la Policía.

Los imputados continuaron la huida mientras los policías intentaban auxiliar al agente agonizante. El Renault Clio finalmente se detuvo en una estación de servicio situada en avenida América y San Martín. Según la fiscala, Sánchez tomó a una persona como rehén, pero la víctima consiguió escapar. Los cuatro sospechosos fueron atrapados en los alrededores de la playa.

Testigo presencial

Marcelo Ovejero circulaba con su moto por la intersección de San Lorenzo y Pedro León Gallo al momento en que balearon a Vides. Ayer aportó su testimonio como testigo. “Vi pasar al auto que iba muy rápido y se veía que por detrás, como a 150 metros, venía un patrullero. Cuando iban doblando por San Lorenzo hacia Adolfo de la Vega, veo que uno saca la mano por la ventanilla del acompañante del conductor del auto y hace como tres tiros. Uno de esos disparos impacta en la camioneta y le da al policía en la frente”, relató.

Video: así fue el despliegue de la Policía por el agente baleado

El testigo, quien contó que se refugió detrás de un árbol ante la balacera, agregó que se acercó al móvil policial y ayudó a bajar a Vides de la camioneta para colocarlo en la caja. “Sus compañeros lo llevaron al hospital. Después me fui hasta la estación de servicio y vi que había cuatro personas tiradas en el piso y muchos policías”, finalizó.

Vides falleció en el hospital Padilla. Tenía 35 años, una hija de nueve y una esposa embarazada.

En Esta Nota

Policía de Tucumán
Comentarios