El conocido de un funcionario negó ser el dueño de los U$S 500.000

El supuesto dueño del dinero aseguró que no llevó a cabo ningún acuerdo de naturaleza patrimonial con el coordinador del Ipvdu. Jiménez Augier habría dicho que el dinero encontrado en su caja de seguridad no es suyo.

29 Sep 2017
1

El confuso episodio de los U$S 500.000 que se encontraban en la caja de seguridad de un funcionario del Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano (Ipvdu) sumó un nuevo capítulo. Es que, según fuentes judiciales, Miguel Jiménez Augier -coordinador de Políticas Habitacionales de la repartición- habría explicado que el dinero que había en su caja de seguridad le pertenecía a “un conocido”. Sin embargo, ese “conocido” negó la versión que habría aportado el funcionario. “No, nada que ver”, respondió Álvaro Arraya, quien -siempre según las fuentes judiciales- habría sido señalado por Jiménez Augier como el supuesto dueño del medio millón de dólares.

Consultado por LA GACETA acerca de esta situación, Arraya insistió en que no estaba involucrado de ninguna manera. “No, nada”, respondió cuando se le preguntó si alguna vez había llevado a cabo algún acuerdo de índole patrimonial con Jiménez Augier. Negó enfáticamente ser el propietario de los U$S 500.000 que había en la caja de seguridad del coordinador y afirmó que lo conoce del ámbito “del básquet”.

En una fiesta del Ipvdu, Jaldo llamó a defender la repartición

Luego de que “Panorama Tucumano” transmitiera un informe sobre presuntas irregularidades en el Ipvdu, la fiscala Adriana Giannoni abrió una investigación de oficio. Uno de los elementos que analiza la Justicia provincial es el patrimonio de Jiménez Augier, quien está involucrado en una serie de procesos civiles en los que hay información sobre sus propiedades. Es en este contexto que el funcionario habría aportado un documento según el cual el medio millón de dólares que había en su caja de seguridad pertenecía a Arraya. Es por ello que desde la Justicia intentan determinar el origen de esos fondos.

Durán admitió que la constructora de su cuñado trabaja para el IPV

Un domicilio confuso

Desde la Justicia se informó que pretendían citar a Arraya para que declarara ante Giannoni el miércoles. Sin embargo, no se logró notificarlo ya que no se pudo identificar su domicilio. Según el documento que el funcionario habría presentado para probar que el dinero de la caja de seguridad pertenecía a su conocido, Arraya tendría su domicilio en la calle Muñecas a la altura 800. En esa cuadra, al este se encuentra la Plaza Urquiza y al oeste el Colegio Nacional.

La Justicia investiga el patrimonio de funcionarios del Instituto de la Vivienda

Ayer, la Justicia se encargó de verificar cuál es el domicilio de Arraya según los registros de la Junta Electoral. Los oficiales de Policía que cumplieron con el encargo de la Fiscalía corroboraron que su domicilio legal es en Muñecas al 800 y, al finalizar su recorrido, regresaron a Tribunales para informar que no habían encontrado una vivienda en la ubicación señalada por la Junta. Sin embargo, el hombre prestaría declaración en los próximos días.

El “caso viviendas”

1- En julio, “Panorama Tucumano” transmitió un informe sobre presuntas irregularidades en el Ipvdu, tras lo cual la Justicia provincial comenzó a investigar el tema.

2- Se abrió una investigación administrativa contra Lucas Barrionuevo, coordinador del Ipvdu, por estar vinculado con empresarios de la construcción.

3- El propio interventor de la repartición, Gustavo Durán, reconoció que la constructora de su cuñado, Raúl Eduardo Beverina, trabaja para el Ipvdu.

4- La senadora Silvia Elías de Pérez acusó a Miguel Jiménez Augier, coordinador del instituto, de estar involucrado en la venta de adjudicaciones de viviendas.

5- La Justicia federal también investiga el “caso Viviendas” a través del fiscal Pablo Camuña, quien trata de dilucidar la posible comisión de delitos federales.

Comentarios