Simulaban ser policías para robar vehículos y pedir coimas

Uno de los delincuentes perteneció a la fuerza, pero luego lo apartaron por estafas. Con ese engaño, lograron apoderarse de un auto y una motocicleta. Sin embargo, se sospecha que hay varias víctimas más.

22 Sep 2017
1

LOS SECUESTROS. Personal de Sustracción de Automotores encontró los uniformes, proyectiles y otros elementos policiales que utilizaban.

La estrategia era siempre la misma: paraban vehículos en la vía pública simulando un control policial y, ante la primera irregularidad, amenazaban con secuestrar el rodado. En algunos casos cobraban una coima y en otros se apoderaban de los vehículos.

Los autores son tres hombres, uno de ellos ex policía. Se movilizaban en un Fiat Palio negro con vidrios polarizados. Para garantizar su apariencia de policías, se valían de la indumentaria que perteneció a uno de ellos cuando formaba parte de la fuerza: uniformes, chalecos antibalas, gorras, placas, esposas y armas, entre otros elementos.

Los investigadores tienen identificadas a dos víctimas, pero están convencidos de que son muchas más las personas que cayeron en el engaño. Uno de esos hechos se produjo hace un mes aproximadamente, cuando despojaron a un joven del auto que conducía y además le propinaron una golpiza.

La segunda víctima identificada es Martín Trejo, un motociclista que fue interceptado en un falso control policial. Fuentes del caso relataron que los supuestos policías le retuvieron la Honda CG y lo esposaron. Luego se dirigieron a la casa de Trejo y le exigieron a su familia que entregara dinero a cambio de devolverles el rodado. Como estas personas no tenían la cantidad exigida, cargaron la motocicleta en el baúl del Palio negro y se la llevaron. Hasta el momento es un misterio el paradero de ese rodado.

Ambas víctimas se encontraron en la puerta de la Fiscalía I°, conducida por Marta Mariana Rivadeneira, cuando fueron citados para prestar declaración y coincidieron en la descripción aportada de los autores de sendos hechos.

El comisario Cándido Galván, de la División Sustracción de Automotores de la Policía, a cargo de la investigación, dijo que, por lo que se pudo conocer, “estas personas actuaban de a dos o de a tres. El modus operandi consistía en parar una moto o un auto, simulando un operativo de control, les pedían los papeles del vehículo y ante el faltante más mínimo, como un casco o un espejo, amenazaban con secuestrar el rodado. Le pedían la dirección al conductor y se presentaban en esa casa para exigirle dinero a la familia. Si no conseguían esa plata, se llevaban el vehículo y le decían al conductor que quedaría en calidad de secuestro, ya sea en la Brigada o en alguna comisaría, lo que era totalmente falso. Ese era el ardid”, explicó el comisario.

Personal a su cargo realizó una serie de medidas y secuestró todos los elementos policiales que utilizaban en los falsos controles. Sin embargo, hasta ayer no había orden de detención en contra del ex policía, quien sería el único miembro de la banda identificado.

Cómo evitar el engaño

Acerca de cómo pueden hacer las potenciales víctimas para evitar ser engañadas, Galván dio una serie de recomendaciones. “Como primera medida, tienen que saber que la gente de la Policía se moviliza en patrulleros y con uniformes. En el caso del personal que anda de civil, llevan chalecos y tienen la obligación de exhibir la credencial que los identifica. Si hay un pedido de secuestro sobre el vehículo, son trasladados ambos a la dependencia policial: el rodado y el conductor. Si les quieren llevar el vehículo solo, hay que sospechar y decir que no”, aconsejó el comisario.

En Esta Nota

Policía de Tucumán
Comentarios