50 años del rock argentino: nada más irresistible que un show de primavera

Catupecu Machu bajó un cambio este año, pero promete salir del freezer por una noche para tocar los clásicos y -tal vez- adelantar algo de lo nuevo.

20 Sep 2017
1

ZONA DE PROMESAS. Según Fernando Ruiz Díaz, es probable que el próximo disco salga en 2018. ¿Será?

PARA DISFRUTAR

• Desde las 17 en el parque Guillermina (avenida Mate de Luna al 4.100).

Toda la fiesta 
n Karma Sudaca, Tripas Calientes, Roadie, El Faro, Sucia Paranoia, Never Tax, Dec y Rock & Lobos son las bandas tucumanas convocadas. 
n El show tendrá entrada libre y gratuita y adelantará los festejos por el Día de la Primavera.
n Se conmemoran 50 años de la creación de “La Balsa”, por Litto Nebbia y Tanguito. 
• Toda la fiesta 
- Karma Sudaca, Tripas Calientes, Roadie, El Faro, Sucia Paranoia, Never Tax, Dec y Rock & Lobos son las bandas tucumanas convocadas. 
- El show tendrá entrada libre y gratuita y adelantará los festejos por el Día de la Primavera.
- Se conmemoran 50 años de la creación de “La Balsa”, por Litto Nebbia y Tanguito. 

La primavera llegará cuando todavía se estén entonando algunos de los clásicos de Catupecu Machu. Será con “Magia veneno”, “A veces vuelvo” o tal vez uno de los temas más recientes, como “La piel del camino”. Cualquiera sea el caso, todos llevan al público bien arriba: pura energía, ovación y pogo. “Para nosotros siempre se trata de disfrutar y creemos que si lo hacemos, también el público lo disfrutará”, le dice a LA GACETA Fernando Ruiz Díaz, adelantando que se preparan para brindar un show con todos sus hits en el parque Guillermina.

La banda de Villa Luro hizo una excepción con LA GACETA, porque no están hablando con la prensa. ¿Tal vez porque están en stand-by? “Este año hacemos muy pocas presentaciones porque estamos como en descanso. Cada uno está con su propio proyecto, así que bajamos un cambio”, cuenta Ruiz Díaz. El artista se entusiasmó con el proyecto Vanthra y desde hace dos años alienta ese grupo.

- El próximo disco no tiene fecha entonces…

- Estamos trabajando con mucho entusiasmo, pero cada uno en lo suyo. Al principio la idea era sacarlo este año, pero no sé, tal vez salga en 2018… Sí quiero aclarar que no hubo peleas ni problemas entre nosotros, y que está todo bien. Pasa que estamos con objetivos paralelos y distintos. Trabajo todo el día en el estudio componiendo para Vanthra, que es el nombre de mi trío. Por eso hicimos pocas presentaciones; bajamos varios cambios.

- ¿Proponen otra música o la misma?

- Mirá, un viaje a Londres no es lo mismo que uno a Madrid o a París; todos son viajes, pero son diferentes. Si buscás dentro de los discos de Catupecu podés encontrás otras cosas, y cuando te liberás de algunas, que no necesariamente son negativas, podés hallar otro camino. Es tiempo de soltar las riendas; nos pareció así y tomamos la decisión.

- Se presentan en un homenaje a los 50 años de rock, ¿tenés una opinión? ¿Te sugiere algo la fecha?

- El rock no es un movimiento, creo que más bien son grupos, algunos que están más cerca que otros, y siempre aparecen cosas nuevas y está bien que así suceda. La verdad, no tengo tiempo de mirar para afuera, estoy siempre en mi universo. Hay muchas cosas que me gustan, pero no puedo analizar el rock de ahora. Sí se ve que es la única música que duró tantos años, siempre se reinventa, es más una actitud que se aplica y que supo metabolizar todas las músicas, ya que goza de buena salud. Yo la paso bien, y genero cosas y está buenísimo. Siempre nos fue muy bien. Hacemos música y arte. Nunca lo hicimos pensando en el dinero, pero ganamos mucho. Hemos sido grandes trabajadores de esto, desde hace varios años, y lo supimos capitalizar.

- Tus letras revelan un mundo interior, ¿tiene que ver con esa postura?

- Cuando fue el accidente de Gaby (su hermano Gabriel Ruiz Díaz) es como que perdí la inocencia de otros tiempos. Es verdad lo del mundo interior, fue muy importante ser padre hace cuatro años, fue una experiencia distinta a lo que sentí y siento. Las cosas cambian siempre. Todo tiempo pasado no fue mejor, qué sabe mi hija del pasado, el arte siempre mira para adelante. No hay melancolía ni nostalgia. Siempre se trató para nosotros de disfrutar y de que la gente lo haga.


Comentarios