Se resolvió el misterio del humo que invadió a la ciudad

Un olor nauseabundo provocó además que se haga difícil respirar durante la madrugada.

15 Sep 2017
1

IMAGEN ENVIADA POR UN LECTOR

La enorme nube de humo que llegó anoche hasta la ciudad hizo que la visibilidad sea muy reducida, algo que llamó la atención a varios lectores de LA GACETA. Sumado, además, a un un olor nauseabundo, lo que provocó que se haga difícil respirar. 
Pero, ¿dónde se originó? Al parecer, numerosos incendios en distintos campos de la provincia y un fenómeno climático fueron los culpables de la humareda en la ciudad. 

Una misteriosa nube de humo que cubrió parte de la capital generó alarma entre los tucumanos durante la mañana. Vecinos de distintos barrios comenzaron a expresarse en las redes sociales con fotografías, videos y preguntas orientadas a saber qué provocaba el fenómeno. 

"¿Sentís eso? Huele horrible. Parece que están quemando algo. ¡Y no se ve nada!". La enorme nube de humo que llegó hasta la ciudad hizo que la visibilidad sea muy reducida, algo que llamó la atención a varios lectores de LA GACETA. Eso se sumó a un olor nauseabundo. 

Pero, ¿dónde se originó? Al parecer, numerosos incendios en distintos campos de la provincia y un fenómeno climático fueron los culpables de la humareda en la ciudad.

"Por la actividad agropecuaria que hay en la provincia, es muy difícil saber de dónde provenía el humo. Es difuso el origen, porque pudo haber sido de diferentes lugares. Por las características, me parece que serían de algún basural, sumado a que anoche se produjo un fenómeno conocido como inversión térmica", aseguró el secretario de Medio Ambiente, Alfredo Montalván.

Este fenómeno metereológico puede provocar un aumento en la concentración de la contaminación, debido a que atrapan las partículas muy cerca al suelo. Las inversiones térmicas se pueden presentar en cualquier momento del año, aunque son más frecuente durante el invierno, lo que agrava la contaminación del aire. 

Cuando se produce este fenómeno, la temperatura del aire aumenta con la altitud, en vez de descender o disminuir. Esa capa superior funciona como una especie de tapa e impide que, en este caso, el humo se eleve de manera vertical. El efecto actúa en contra de la dispersión de los contaminantes, ya que impide que éstos alcancen capas altas.

Los Bomberos Voluntarios de Tucumán, al igual que la Policía, informaron que hasta el momento no recibieron ninguna denuncia sobre un incendio de gran magnitud. Eso abona la teoría de Montalván: fueron muchos focos dispersos que se combinaron con el fenómeno climático. 

Algunos lectores, en tanto, denunciaron que el humo que cubrió a la capital se originó por una quema de cañaverales en la zona de Leales. Según contaron, anoche había algunos tramos ardiendo sobre el costado de la ruta 306. 

Comentarios