El Gobierno nacional se comprometió a implementar la ley de emergencia social

1

EN BUENOS AIRES. Dirigentes sociales, al llegar al edificio del Ministerio de Desarrollo Social nacional. FOTO DE DYN.

Funcionarios de Nación se reunieron con representantes de organizaciones populares y con un obispo de la Comisión Episcopal.

07 Sep 2017

El Gobierno nacional se comprometió hoy a implementar de manera plena la ley de emergencia social, durante un encuentro en el Ministerio de Desarrollo Social. Al encuentro asistieron representantes de la CTEP, Barrios de Pie y la Corriente Clasista Combativa.

Stanley afirmó que hay organizaciones que generan conflictos y pidió no hacer "marketing de la pobreza".

Así lo informó el dirigente de Barrios de Pie, Daniel Menéndez, al salir de la reunión con la ministra del área, Carolina Stanley, y el vicejefe de Gabinete, Mario Quintana.

Las autoridades gubernamentales asumieron el compromiso para la ejecución del presupuesto, según afirmó el dirigente. "Nos alegra que los ministros hayan reflexionado en torno de la necesidad de no darle la espalda a esta ley, que representa una gran ayuda para los que menos tienen", afirmó el Coordinador Nacional de Barrios de Pie.

Piqueteros esperan dialogar con el Gobierno.

Stanley, Quintana y el ministro de Trabajo, Jorge Triaca, se reunieron con representantes de los movimientos sociales para avanzar en la implementación plena de la ley de emergencia social, en un encuentro al sumaron también la presencia de un obispo de la Comisión Episcopal de Pastoral Social.

En la reunión participaron, además de los funcionarios nacionales, el obispo de Merlo-Moreno e integrante de la comisión episcopal de Pastoral Social, monseñor Fernando Maletti; y representantes del denominado Triunvirato de San Cayetano, que integran Barrios de Pie, la Corriente Clasista Combativa (CCC) y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Negocian para evitar una “ola” piquetera.

Tras una frustrada reunión la semana pasada, las organizaciones levantaron una jornada de protesta que habían convocado para hoy en las puertas de grandes cadenas de supermercados y aceptaron la nueva invitación del gobierno para seguir dialogando.

Para acompañar el proceso, el Gobierno volvió a sumar a un representante de la Iglesia en la mesa de negociaciones, tal como lo había hecho al inicio de estos encuentros con las organizaciones sociales cuando se comenzó a gestar la ley de emergencia social que fue aprobada en diciembre del año pasado en el Congreso. (DyN-Télam)



Comentarios