La increíble historia del Turco García con una serpiente pitón

El ex delantero contó una anécdota de sus tiempos de excesos.

04 Sep 2017
1

TURCO GARCÍA (ARCHIVO EL GRÁFICO)

El nombre de Claudio García es más que reconocido en el ambiente futbolero. Si bien el delantero nacido en Villa Fiorito colgó los botines en 2001, sus historias siguen saliendo a la luz y generando mucha polémica.

El "Turco", surgido en Huracán, contó una historia que parece inverosímil de sus tiempos de excesos.

"Una de esas cosas de drogado que todavía me asombra es la época en la que viví con una serpiente pitón. Siempre me gustaron las cosas raras. Me compré una pitón que era como una bola y se hizo de 1,60. A veces dormía con ella. Le daba de comer pollitos bebé. Me drogaba y la miraba mientras se los comía. Me encantaba esa secuencia", recordó.

"Un día me desperté y no la encontré. La empecé a buscar. Con un palo arranqué la tapa del aire acondicionado pero no estaba. No me quería imaginar cómo reaccionaría alguno de mis vecinos si se la cruzaba. Puse un cartel para que nadie se asustara pero fue peor. Por las dudas, fui a una juguetería y compré una serpiente de goma y la pasé por la puerta, para ver si entraba. Seguí buscando. Y seguí tomando. Saqué el inodoro, saqué la pileta. Pensaba que iba a estar en una cañería o en algún lugar caliente. Miré en el hidromasaje y la encontré en el motor, se ve que buscaba calor. No la podía sacar con nada", continuó, según el diario Olé.

"Fui a una veterinaria y me dijeron que le pusiera algo vivo en un palo. Compré unos ratones. También me dijeron que las serpientes cuando ven humo salen. Compré Clarín, lo prendí fuego. El humo negro iba al techo, era todo un quilombo. El baño lo rompí todo y al final la agarré. Esa noche le jugué a la quiniela al ratón (89) y al fuego (00), agarré los dos y con eso salvé los costos. Pinté y arreglé el departamento", concluyó.

En Esta Nota

Buenos Aires
Comentarios