Boca lo dejó lleno de dudas

Boca, con un equipo alternativo, fue superior y derrotó a River, que no logra asimilar la partida de Alario.

03 Sep 2017
3

DELIRIO. Juniors Benítez (22) junto a sus compañeros celebran el tanto que conquistó y que le permitió a Boca imponerse en el Superclásico frente a River. telam

SAN JUAN.- Aprovechó su chance, acertó el golpe y le hizo morder el polvo a su enemigo más odiado. De esta forma, Boca ganó otro Superclásico, esta vez en San Juan, porque fue superior a River en el juego y efectivo en la definición. El “Xeneize” no se hizo demasiado drama por las numerosas ausencias a raíz de la doble fecha de Eliminatorias. Con un “muleto” que estuvo a la altura de las circunstancias se impuso por 1 a 0 con el gol de Oscar Junior Benítez.

Fue un duelo muy friccionado, sobre todo durante la primera mitad. Allí, el buen juego y las llegadas estuvieron casi ausentes y la más clara fue para los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto, cuando Cristian Espinoza no pudo conectar un buen centro de Fernando Evangelista.

Pero en el entretiempo, “Mellizo” acertó con los cambios y Boca comenzó a “inclinar” la cancha. El ingreso de Pablo Pérez le cambió la cara al equipo, que logró ser más punzante para quedarse con el triunfo. Ese fue el punto de inflexión del encuentro.

Boca comenzó a tener más juego y a acercarse más al arco de Germán Lux. Mientras un timorato River desnudó la falta de recursos para hacer olvidar a Lucas Alario y Sebastián Driussi, su dos goleadores durante el último tiempo.

Sin embargo, pese a la supremacía “xeneize”, la primera más clara del complemento fue para el equipo de Marcelo Gallardo. A los 10’ Ignacio Fernández quedó de frente al arco y remató apenas por encima del travesaño cuando el 1-0 parecía cantado.

En cambio, Boca no falló cuando tuvo la oportunidad de sentenciar a su rival. A los 24’, Fernando Gago lanzó un pelotazo largo para Junior Benítez, que sacó un remate al primer palo. Lux estuvo flojo de reflejos y la pelota se le escurrió como arena entre los dedos. Gol: 1-0.

Ahí se terminó el partido. River se quedó sin reacción y Boca metió el juego en el “freezer” con más posesión. Aún así, Rafael Santos Borré tuvo la chance de nivelar la lucha, pero falló por poco.

Boca festejó en San Juan. Se quedó con la Copa y dejó a River lleno de interrogantes. (Especial)

Comentarios