Villa Mariano Moreno: sospechan que una joven con parálisis cerebral sufrió un abuso

Mientras la adolescente se encuentra internada, la Justicia ordenó la detención de su padre. La presunta víctima, por su problema de salud, no puede hablar. Un médico del Hospital de Niños fue quien denunció el caso.

02 Sep 2017
1

ARCHIVO

La Justicia sospecha que una adolescente de 14 años que sufre una parálisis cerebral fue víctima de un ataque sexual el martes a la noche. Por este caso, el fiscal Claudio Bonari ordenó la detención del padre de la muchacha, un hombre de 36 años de Villa Mariano Moreno.

No se resistió al arresto

El miércoles a la madrugada, antes de las 3, la jovencita llegó al Hospital de Niños, junto con su madre. Si bien no trascendió qué dijo la mujer ante el médico de guardia -su hija no puede hablar-, el facultativo notó indicios que lo llevaron a sospechar de que se trataba de un abuso sexual y se lo informó a la Justicia. Esa misma madrugada, la Policía fue a buscar al padre en la vivienda familiar -en la zona este de Villa Mariano Moreno- y lo dejó demorado en la comisaría.

Según fuentes judiciales, el hombre no opuso resistencia. También se pudo saber que algunos familiares dijeron ante la Policía que ponían las manos en el fuego por el acusado.

Las mismas fuentes explicaron que, cuando el médico argumentó sus sospechas, la madre de la joven adujo que su marido no había abusado sexualmente a la muchacha, e incluso habría respondido que la adolescente había sufrido el ataque de un perro. Bonari la citó a declarar, pero no trascendió si ella mantuvo esa versión en Tribunales, ya que los investigadores pretenden analizar la causa en el mayor de los sigilos. El acusado también fue presentado por la Policía en la oficina del fiscal, y tampoco se pudo saber qué fue lo que dijo allí. Sin embargo, se lo envió de nuevo a una celda con un pedido formal de detención en su contra, que fue confirmado poco después por el Juzgado de Instrucción de turno.

No puede hablar

Si bien los casos en los que se sospecha de un abuso sexual en contra de un menor de edad son tomados con sumo cuidado por parte de la Justicia, los pequeños suelen contar lo que les pasó en Cámara Gesell, acompañados de especialistas en psicología.

Pero en este caso, la víctima no puede contar lo que ocurrió, por su parálisis mental, Tampoco puede caminar ni comer. Según se pudo saber, debe ser alimentada por una sonda.

Con todo, la fiscalía podría conocer lo que pasó esa noche, porque los dos hermanos más pequeños de la joven ya se sometieron al proceso de Cámara Gesell.

Una fuente de Salud de la provincia confirmó que la muchacha seguía internada al cierre de esta edición en el Hospital de Niños, pero adujo que no podía dar más detalles sobre su cuadro, ya que el caso se encuentra en manos de la Justicia.

Otros casos

A fines de julio, se conocieron dos casos de abusos contra menores que escandalizaron a los tucumanos. En uno de ellos, una mujer de 40 años de Banda del Río Salí dijo que el padre de su hija de 15 años había atacado sexualmente a la adolescente y la había dejado embarazada, antes de abandonar la casa y desaparecer. Por otro lado, un hombre de 45 años fue atrapado por efectivos de la Dirección de Investigaciones luego de abusar de dos niñas y una mujer con retraso madurativo.


Comentarios