El yaguareté se hace escuchar gracias a Verza y a su cuatriciclo

DE CHACO A LA PLAZA. Verza se relajó en uno de los bancos del paseo tucumano. la gaceta / foto de Analía Jaramillo DE CHACO A LA PLAZA. Verza se relajó en uno de los bancos del paseo tucumano. la gaceta / foto de Analía Jaramillo
01 Septiembre 2017

En un vivac de llegada del Desafío Ruta 40 la mirada no sabe para dónde apuntar. Es imposible ejercitar la precisión. Entre los autos, las motos, los cuatriciclos, los colores, la indumentaria de los corredores y todo lo que se monta alrededor de ellos, no se puede elegir una sola cosa para apreciar.

Recorrer sin detenerse es lo único válido y toparse con él es todo un aprendizaje. Carlos Verza impacta, primero, por el brillante color amarillo de su traje, después por lo que cuenta. “Ese es el que corre por el yaguareté”, se escuchó por la plaza Independencia, punto en el que terminó la carrera que unió San Juan con Tucumán. “Tengo los colores del animal porque quiero enviar un mensaje”, explicó el chaqueño.

Publicidad

El amarillo de la indumentaria se mezclaba, entre más de una decena de las marcas que lo patrocinan, con las siluetas en contorno negro que simulan las manchas del felino. “Es un animal del norte argentino que, debido a los grandes desmontes y al avance de la industria del campo, está en vías de extinción, como tantos otros más también”, indicó Verza. El yaguareté tiene el estado de especie “casi amenazada”, en algunas partes del continente en la que figura Argentina, y en otras de “extinto”. “Empecé este año a correr con el traje, en el Dakar, y ahora sigo. Pero más allá del yaguareté, la gente tiene que tomar conciencia que hay que cuidar nuestro medioambiente porque lo estamos destruyendo a pasos agigantados”, remarcó Verza.

Tamaño texto
Comentarios