Uruguay y Argentina sumaron para acercarse a Rusia

Además sellaron la candidatura al 2030. Video.

01 Sep 2017

En ese abrazo entre Lionel Messi y Luis Suárez, minutos antes del comienzo del duelo en el estadio “Centenario”, para apuntalar la candidatura de Uruguay y Argentina como sedes del Mundial de 2030, pareció haberse sellado un empate que, hilando fino, le viene como anillo al dedo a ambas selecciones.

Porque el amargo y aburrido 0-0 de anoche fue un paso más que ambos conjuntos dieron en su misión de llegar a Rusia 2018. Mucho más viendo los resultados que se dieron en la fecha 15 de las Eliminatorias Sudamericanas, en las que los dirigidos por Jorge Sampaoli quedaron bien parados de cara a las últimas tres fechas de la clasificación.

Durante el almuerzo protocolar entre dirigentes de ambas asociaciones, en el que avanzaron sobre el acuerdo para lanzar la candidatura conjunta, pareció haberse acordado algo más que eso.

Es que más allá de que el local no mostró armas para lastimar a su rival y que Argentina no tuvo ideas para acercarse al arco “charrúa”, los últimos diez minutos del juego fueron un fiel reflejo de lo que se vio en el campo.

No se atacaron. Se respetaron demasiado y hasta se repartieron el dominio del balón. Claro, lo que sucedió en el tramo final del duelo no distó mucho de lo que se vio anteriormente.

Uruguay, sabiéndose en desventaja técnica, planteó un juego inteligente. Oscar Tabárez armó dos líneas de cuatro para contener a Messi y compañía y cerrar los caminos que conducían a Fernando Muslera. Y apostó siempre a encontrar una “contra” salvadora que pudieran explotar Edinson Cavani y Luis Suárez, dos oportunistas implacables.

Así, Argentina tuvo espacio y posesión de la pelota. Pero faltó la cuota de inteligencia para aprovechar esa pequeña ventaja.

Messi estuvo muy aislado en el campo y apareció sólo a cuentagotas. No encontró buena compañía, y la sociedad con Mauro Icardi y Paulo Dybala quedó sólo en una promesa.

Y si Uruguay y Argentina se repartieron todo en la noche de Montevideo, también lo hicieron en las situaciones claras para desnivelar el resultado. Fueron una por cada bando; ambas durante la primera mitad del juego y con cinco minutos de diferencia.

Primero avisó el local. A los 37’ Sergio Romero dio rebote tras una “bomba” de Cristian Rodríguez y después estuvo brillante para ahogarle el grito de gol a Cavani, que tampoco pudo en el rebote.

Mientras tanto, a los 42’ se dio el primero y casi único encuentro Messi-Dybala. Buena pared para que “Leo” quede de frente al arco. Pero Muslera estuvo lúcido y desactivó el peligro.

En ese momento pareció haberse firmado otro pacto en el estadio que fue la “Perla” del primer Mundial de la historia y que quiere volver a decir presente en los grandes acontencimientos, en el centenario de la primera gran cita.

El segundo tiempo estuvo de más. Uruguay y Argentina podrían haberlo obviado juntando fuerzas para la recta final de la clasificación. Claro, ya habían hecho negocio. El punto los acerca a Rusia 2018 a quienes ya planean ser el centro del mundo en 2030.

Comentarios