Sturzenegger dijo que ya se ven las primeras mejoras importantes en inflación y ratificó las pautas oficiales

1

Federico Sturzenegger, titular del BCRA. FOTO DE DYN.

"La meta del año que viene es 10%, en más o menos uno o dos puntos", dijo el presidente del Banco Central.

31 Ago 2017

BUENOS AIRES.- El presidente del Banco Central (BCRA), Federico Sturzenegger, dijo que se ven las primeras mejoras importantes en materia de inflación. Además, ratificó la meta de 17% para este año y del 10% para 2018.

Sturzenegger expresó estos conceptos durante una jornada sobre Gestión Pública, organizada por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Ciudad de Buenos Aires.

Al responder algunas preguntas de los asistentes, afirmó que el Banco Central ha sido muy consistente con su política de metas de inflación y señaló que la economía está creciendo a un ritmo del 4% anual desde hace nueve meses.

“Se acabó el país donde sólo se construía para los más ricos”.

El funcionario explicó que al principio el BCRA fue agresivo con la suba de la tasa de interés y que desde mayo se ha ubicado en un nivel anual del 18%.

El presidente del Banco Central indicó que los analistas dicen que la inflación va a seguir bajando, al hacer referencia al Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).

"La meta del año que viene es 10%, en más o menos uno o dos puntos. Los analistas dicen que es 15% y que en 2019 será de un dígito”, explicó.

El funcionario señaló al respecto que “se ve las primeras mejoras importantes" en materia de reducción de la inflación. Por otro lado, relativizó el impacto del déficit fiscal en la evolución de los precios de la economía, al afirmar que lo relevante es ver cuánto le pide el gobierno al Banco Central.

El Banco Central mantendrá altas las tasas de interés.

"El Gobierno aplica una política gradual para bajar el déficit, pero con el Banco Central fue más abrupto. De pedir 2,5 puntos del PBI en el primer año, bajó al 1,5 y en 2018 será menor. Lo va a anunciar el ministro de Hacienda (Nicolás Dujovne)", indicó.

En materia de optimización de la gestión del Estado, el funcionario indicó que entre 2008 y 2015, por no ampliar la familia de billetes, el anterior gobierno tuvo un mayor costo de U$S 640 millones. (DyN)

Este año, por la impresión de billetes de $ 200, $ 500 y $ 1.000, el Banco Central ahorrará poco más de $ 2.200 millones.



Comentarios