Argentina necesita ganar y Sampaoli se la juega con Messi, Icardi y Dybala

1

AL POR MAYOR. Sampaoli charla con Icardi, Messi y Dybala, quienes vienen de brillar y anotar goles en sus respectivos clubes. dyn

Todos hablan el idioma del gol.

30 Ago 2017

BUENOS AIRES.- Lo inminente para el Selección es jugar el partido más importante del año. El clásico contra Uruguay será a todo o nada. Y debe ganarlo, a como dé lugar. Por esa razón Jorge Sampaoli no se guardará nada, aunque por ahora no lo haya ratificado a viva voz: irá con lo mejor que tiene a disposición y ello aplica a los delanteros. Argentina pondrá en la cancha tres jugadores que viven por y para el gol. Ellos son el capitán Lionel Messi, Paulo Dybala y Mauro Icardi. Hay que ganar y el entrenador sabe que para lograrlo tiene que atacar con todo lo que tiene a mano y por eso apelará a futbolistas que piensan más en el arco contrario que en el propio.

Argentina se ubica, con 22 puntos, quinta en las posiciones de la clasificación a Rusia 2018. Está en zona de Repechaje y, de hecho, no está a cubierta ante su máximo perseguidor, Ecuador, que está a dos puntos de distancia.

A Sampaoli le desvela conocer si en Uruguay sumarán o no a Luis Suárez, que parecía descartado por lesión pero que por obra y arte de la medicina podría jugar mañana.

En caso de que el “Pistolero” sea titular, ¿puede Icardi perder su lugar? Difícil. El capitán de Inter de Milán es algo más que un artillero. “El análisis que hicimos nosotros con lo hecho en el último tiempo nos indica que, más allá de ser goleador, Icardi es un futbolista que llega y se mueve bien dentro del área”. Punto a favor para el marido de Wanda Nara, que arrancó encendido en el Calcio con Inter. El último fin de semana marcó un doblete en la victoria a domicilio sobre Roma. No hablar, entonces de las producciones de Dybala en Juventus y de la “Pulga” en Barcelona: hat trick y doblete, respectivamente.

“Hoy estamos afuera de Rusia y estamos buscando las variantes necesarias para meternos y para sacar al equipo de donde está”, prosiguió Sampaoli, cuya primera idea de juego aplica al golpe por golpe. Un poco porque Argentina “pone en juego todo” de cara a los partidos que le restan, además del de mañana: Venezuela, Perú y Ecuador.

El esquema 3-4-3 parece ser el preferido del DT que pondrá en la cancha a Sergio Romero; Gabriel Mercado, Federico Fazio y Nicolás Otamendi; Lautaro Acosta, Lucas Biglia, Guido Pizarro y Ángel Di María; Messi, Icardi y Dybala. Puede haber algún retoque, pero ahí está la base del equipo.

El futuro de la Selección parece estar vinculado a lo que puedan producir sus delanteros. Y de antemano, buenos augurios sobran. (DPA-Especial)

Comentarios