Claves para que el enfermo y sus allegados afronten el Parkinson

Mejorar la calidad de vida de los pacientes es el objetivo del programa llamado PREPARK.

27 Ago 2017
1

LOS AUTORES. Germán y Santiago Torrens -padre e hijo- con el libro. LA GACETA / FOTO DE JOSÉ NUNO.-

Una de cada 100 personas mayores de 60 años sufre mal de Parkinson. Esta enfermedad, que suele comenzar con temblores en las manos y que sigue con la lentitud en los movimientos, la rigidez y la pérdida del equilibrio, es un trastorno degenerativo que afecta cada día a más gente por el aumento en la expectactiva de vida. No se puede prevenir. Tampoco tiene cura. Pero tratada a tiempo puede hacer mucho más llevadera la vida de quien la padece. Esto, entre otras cosas, es lo que intenta mostrar el libro “Rehabilitación para pacientes con Parkinson: PREPARK”, que será presentado el miércoles a las 21 en el Centro Cultural Virla.

Los autores del libro, Germán y Santiago Torrens, explicaron que el PREPARK es un programa que aborda desde una perspectiva holística e interdisciplinaria el tratamiento del Parkinson, patología que además de provocarle padecimientos al afectado afecta a sus cuidadores y familiares.   

El libro está destinado principalmente a los pacientes y a sus allegados. “Es una guía que enseña paso a paso qué es la enfermedad y cómo enfrentarla. Detallamos qué actividades físicas pueden hacer los enfermos, qué es la rehabilitación foniátrica y cómo alimentarse bien, entre otras cosas”, señaló Germán, que es médico deportólogo. Su hijo Santiago, que es acompañante terapéutico, especializado en adultos mayores, añadió que la importancia de este texto es que aportan sus conocimientos profesionales de todas las áreas: neurólogo, fonoaudiólogo, kinesiólogo, psicólogo, nutricionista y neurocirujano.

“Lo primero y más importante es que el paciente tenga un diagnóstico y acceda a un tratamiento cuanto antes. Esto lo ayudará a controlar la enfermedad y a mejorar su calidad de vida”, detalla Germán Torrens. En el libro relatan dos casos de pacientes que sufren la enfermedad y se superan día a día. También especifican a qué síntomas estar atentos: pérdida del equilibrio, movimientos que se enlentecen, pérdida del apetito y rigidez muscular, entre otros. Una vez desarrollado el cuadro de la enfermedad, los sucesivos capítulos plantean la relevancia de la neurokinesiología, las técnicas de concientización del control motor combinadas con procedimientos de rehabilitación logofoniátrica, al igual que el tratamiento psicológico individual y grupal orientados tanto al paciente como a su familia para mejorarles la calidad de vida.

Comentarios