Una dirigente que ama sin límites a San Martín

25 Ago 2017
1

EN LA TRIBUNA. Luciana Boltes Cipri integra la comisión “santa”.

La historia de vida de Luciana Denisse Boltes Cipri responde a la de una piba que, a los 12 años, fue llevada por un amigo a La Ciudadela. Desde entonces, mantiene un romance inmaculado con San Martín, lo que la llevó a recorrer distintos caminos dentro del club.

Hoy a los 30 años, se siente orgullosa de ser, junto con Silvia Idiart, una de las dos mujeres que integran la directiva de la entidad de Bolívar y Pellegrini. Pero para que ella llegue a este sitio de excelencia en los “Santos”, tuvo que vivir situaciones que le marcaron a fuego los colores “rojo y blanco”.

“Recuerdo que cuando todavía estaba en la escuela primaria, Daniel Falcón, un amigo del barrio San Francisco, donde vivo, me invitó a ir a ver un partido en La Ciudadela. Ese día fue tanta la atracción que me dejó lo que viví, que cuando Daniel no iba a la cancha, me iba sola, pero sin que mis padres lo supieran”, dijo “Lucy”, como se la conoce.

Recuerda que “en esos tiempos, me gustaba ir a la tribuna de calle Rondeau y ser una más de la hinchada. En el día a día, me fui aprendiendo todas las canciones y a viajar donde el equipo jugaba. En 2007, cuando ascendimos a Primera, empecé a ir a la platea. En un primer momento no me gustaba mucho ir allí, porque me había acostumbrado a vivir los partidos de una manera diferente con la popular. Pero al final me terminé acostumbrando”, dijo “Lucy”, que a los 19 años empezó a jugar en el fútbol femenino integrando los planteles que, en los últimos años, lograron infinidad de títulos para la entidad.

En cierto momento de la charla, la dama confesó que, de un tiempo a esta parte, le empezó a interesar el aspecto institucional del club. “Por eso, cuando algunos integrantes de la actual directiva me hablaron para concurrir a las reuniones que hacían, lo hice con una enorme satisfacción, porque despertó en mí una faceta que no creía tener”, dijo.

Su inclusión en la directiva como una de las vocales suplentes le abrió la posibilidad de gestionar desde adentro algunas mejoras. “Desde que esta directiva llegó al club, el fútbol femenino consiguió algunos recursos para los viajes y sobre todo para los técnicos y los preparadores físicos, para que puedan tener su sueldo. No es mucho, pero ayuda a solventar algunos gastos que antes hacían ellos mismo de sus bolsillos”, señaló.

Como una hincha más, se ilusiona con los refuerzos que llegaron para la próxima temporada. “Es que se está haciendo el esfuerzo necesario para traer jugadores que estén a la altura de las exigencias. Ahora, serán los jugadores y el cuerpo técnico quienes deberán plasmar la ilusión del hincha en los campos de juego. En la próxima temporada me veo jugando en Primera”, cerró con una sonrisa.

Comentarios