Se complica la situación de Cristina por la AMIA

El ex embajador argentino en Siria, Roberto Aguad, declaró a la Justicia que Timerman tuvo una “reunión secreta” con su par de Irán. Encubrimiento a los ideólogos La Corte Suprema avaló la investigación del fallecido fiscal Nisman contra la ex Presidenta, que podría ser citada a declarar antes de octubre

24 Ago 2017
1

RELACIONES DIPLOMÁTICAS. Cristina y Timerman siempre minimizaron los alcances del Memorándum con los iraníes. dyn (archivo)

BUENOS AIRES.- En una nueva instancia judicial, la Corte Suprema de Justicia de la Nación avaló la investigación sobre la denuncia que había presentado el fallecido fiscal federal Alberto Nisman en contra de la ex presidenta Cristina Fernández y su ex canciller Héctor Timerman. Se trata del caso por presunta “traición a la patria”, a raíz del Memorándum firmado con Irán en el marco de la causa AMIA.

Según se informó, el máximo tribunal de la Nación rechazó por unanimidad un planteo de excepción por “falta de acción” realizado por los imputados, que entendían que no podía abrirse la investigación ya habiendo una denuncia por encubrimiento.

Además, la Corte también rechazó otro planteo con la recusación de los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Juan Carlos Gemignani, integrantes de la Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal.

A criterio de la defensa, esos jueces no podían intervenir porque solo la Sala II de Casación, que actuó en la revisión del Memorándum de Entendimiento firmado con Irán (que contenía una serie de puntos de colaboración entre ambos países para esclarecer el atentado a la AMIA) era la habilitada para entender en este caso. Pero la Corte disintió con ese criterio.

Aunque la presentación había sido hecha por Timerman, la causa afecta directamente a la ex presidenta, quien comparte abogados con su ex canciller.

La polémica se remite a la causa que salpica a la ex jefa de Estado y en la que, según versiones tribunalicias, el juez Claudio Bonadio podría llamarla a prestar declaración indagatoria antes de octubre.

El fiscal Nisman denunció a la ex presidenta en enero de 2015, cuatro días antes de ser hallado muerto en el baño de su departamento de Puerto Madero con un tiro en la cabeza, en circunstancias hasta ahora no esclarecidas. La denuncia es por encubrimiento de los iraníes acusados del atentado.

El juez federal Daniel Rafecas, primero, y los jueces Jorge Ballestero y Eduardo Freiler, de la Sala I de la Cámara Federal, después, resolvieron cerrar esa causa, primero por la denuncia de Nisman y después por unas presentaciones en base a escuchas entre Timerman y el ex dirigente de la AMIA, Guillermo Borger. En el medio, se denunció a Cristina, a Timerman y a legisladores que votaron el Memorándum por “traición a la patria”. La causa recayó en el juez Bonadio.

En diciembre pasado, la Sala I de la Cámara Federal de Casación ordenó reabrir la causa por la denuncia de Nisman, y el caso quedó en el juzgado de Ariel Lijo, aunque en junio se dispuso que se anexara al expediente por “traición a la patria” porque estaba más avanzado.

Cinco jerarcas iraníes tienen pedido de captura con “alertas rojas” emitidas por Interpol: Mohsen Rabbani, Ahmad Vahidi, Mohsen Rezai, Ahmad Reza Asghari y Alí Fallahyjan. Están acusados de ser los autores intelectuales del ataque con un coche bomba que, en julio de 1994, mató a 85 personas al demoler la sede de la mutual judía AMIA situada en Pasteur 633, de la Capital Federal.

Con los iraníes

El ex embajador extraordinario y plenipotenciario en Siria, Roberto Ahuad, declaró ante la Justicia que Timerman se reunió en Aleppo en secreto con su par de Irán, Alí Akbar Salehi -en enero de 2011-, algo que tanto el ex canciller como otros funcionarios del gobierno de Cristina siempre negaron. Según el testimonio de Ahuad ante el fiscal federal Pollicita, el encuentro fue para negociar condiciones del Memorándum con ese país por el atentado a la AMIA.

A casi dos años y medio de presentada la denuncia y luego de haber sido archivada en dos ocasiones y reabierta por orden de la Cámara Federal de Casación, esta es la primera vez que una prueba derrumba la coartada de la ex mandataria y su ex canciller, en la causa por la denuncia de Nisman

Ahuad reveló que Timerman viajó desde el sector militar del aeropuerto de Damasco en un avión privado que le envió el líder del régimen sirio Bashar al-Assad. El ex funcionario estaba de vacaciones y tuvo que volver de urgencia a Damasco al ser notificado del viaje imprevisto del ex canciller.

En su declaración, Ahuad contó que al día siguiente de la llegada de Timerman, y tras una reunión con el canciller sirio Walid al-Mualem, el ex ministro argentino viajó en un avión privado hacia un destino no informado. Aunque luego -reveló- recibió comentarios de funcionarios sirios de que Timerman se había reunido con el canciller iraní Salehi, el embajador iraní en Damasco y Al Assad en Aleppo. Todo en “absoluto secreto”. (DyN)

REUNIÓN SECRETA 
timerman negoció los contenidos del “pacto” directamente con el SIRIO bashar al-assad
El “informe secreto” o “pacto secreto” al que accedió el matutino Perfil comenzó a ser analizado en las cancillerías de varios países. Fue redactado luego de la reunión que el ex canciller argentino, Héctor Timerman, mantuvo con su contraparte de Siria, Walid al-Mohalem, y con el propio presidente Bashar al-Assad, los días 23 y 24 de enero de 2013, en la ciudad siria de Aleppo. Sugestivamente, Timerman se apartó de la delegación argentina que encabezó en ese entonces Cristina Kirchner en Kuwait, Qatar y Turquía, para conversar con el dictador sirio en una ciudad convenientemente ubicada a 400 kilómetros de la capital, Damasco, según ese documento.
============02 TEX VARIOS ITEMS 3 (11704990)============
LA PRENSa 
EL PERIODISTA ELIASCHEV PUBLICÓ QUE CRISTINA AVALABA la suspensión de LA INVESTIGACIÓN
En un artículo publicado por el diario Perfil el 26 de marzo de 2011, el periodista José Ricardo “Pepe” Eliaschev denunció que el Gobierno de ese entonces (Cristina Fernández era la jefa de Estado) negociaba “un pacto secreto” con Irán para olvidar los atentados, a cambio de sellar una agenda de intercambio comercial por millones de dólares, entrada de petróleo y salida de carnes frescas. Dijo que el gobierno de la ex presidenta, Cristina Fernández, estaba dispuesto a “suspender de hecho la investigación” de los dos ataques terroristas que sufrió Argentina en 1992 y 1994, en los que fueron destruidas las sedes de la embajada de Israel y de la AMIA en Buenos Aires.
============06 TEX VARIOS ITEMS 1 (11704989)============
INFLUENCIA IRANÍ 
BASHAR AL-ASSAD FUE EL INTERMEDIARIO porque DEPENDÍA DE LOS IRANÍES POLÍTICA Y MILITARMENTE
Del análisis de la información obrante en las causas judiciales, surge que Irán mantenía desde mucho antes de 2013 una influencia política y militar dominante y muy ostensible sobre Siria. Así, según las pesquisas, el encuentro en Aleppo podría haber servido para que Héctor Timerman diese la “luz verde” argentina de reconciliación con Irán por medio de los sirios. Siria, incluso, les habría advertido a los argentinos que el canciller iraní Salehi estaría en ese país en ese momento, algo que la cancillería argentina no objetó. Funcionarios argentinos e iraníes poco conocidos estuvieron conversando de manera discreta, según publicó en su momento el matutino Perfil, entre septiembre de 2010 y febrero de 2011.

REUNIÓN SECRETA 
Timerman negoció los contenidos del “pacto” directamente con el sirio Bashar Al-Assad

El “informe secreto” o “pacto secreto” al que accedió el matutino Perfil comenzó a ser analizado en las cancillerías de varios países. Fue redactado luego de la reunión que el ex canciller argentino, Héctor Timerman, mantuvo con su contraparte de Siria, Walid al-Mohalem, y con el propio presidente Bashar al-Assad, los días 23 y 24 de enero de 2013, en la ciudad siria de Aleppo. Sugestivamente, Timerman se apartó de la delegación argentina que encabezó en ese entonces Cristina Kirchner en Kuwait, Qatar y Turquía, para conversar con el dictador sirio en una ciudad convenientemente ubicada a 400 kilómetros de la capital, Damasco, según ese documento.

LA PRENSA 
EL PERIODISTA ELIASCHEV PUBLICÓ QUE CRISTINA AVALABA LA SUSPENSIÓN DE LA INVESTIGACIÓN

En un artículo publicado por el diario Perfil el 26 de marzo de 2011, el periodista José Ricardo “Pepe” Eliaschev denunció que el Gobierno de ese entonces (Cristina Fernández era la jefa de Estado) negociaba “un pacto secreto” con Irán para olvidar los atentados, a cambio de sellar una agenda de intercambio comercial por millones de dólares, entrada de petróleo y salida de carnes frescas. Dijo que el gobierno de la ex presidenta, Cristina Fernández, estaba dispuesto a “suspender de hecho la investigación” de los dos ataques terroristas que sufrió Argentina en 1992 y 1994, en los que fueron destruidas las sedes de la embajada de Israel y de la AMIA en Buenos Aires.

INFLUENCIA IRANÍ 
BASHAR AL-ASSAD FUE EL INTERMEDIARIO PORQUE DEPENDÍA DE LOS IRANÍES POLÍTICA Y MILITARMENTE

Del análisis de la información obrante en las causas judiciales, surge que Irán mantenía desde mucho antes de 2013 una influencia política y militar dominante y muy ostensible sobre Siria. Así, según las pesquisas, el encuentro en Aleppo podría haber servido para que Héctor Timerman diese la “luz verde” argentina de reconciliación con Irán por medio de los sirios. Siria, incluso, les habría advertido a los argentinos que el canciller iraní Salehi estaría en ese país en ese momento, algo que la cancillería argentina no objetó. Funcionarios argentinos e iraníes poco conocidos estuvieron conversando de manera discreta, según publicó en su momento el matutino Perfil, entre septiembre de 2010 y febrero de 2011.

Comentarios