Un juez congela el sueldo de Florencia Kirchner

Bonadio no la deja cobrar como directora de Los Sauces SA. La hija de Cristina y de Néstor es investigada, junto con su hermano Máximo, por presunto lavado de activos

24 Ago 2017
1

PLANTEO. Según la Justicia, Florencia no cumple funciones ni horarios. lanacion.com

BUENOS AIRES.- Sin respiro, en distintos estrados de la Justicia Federal avanzan las investigaciones contra integrantes directos de la familia Kirchner, así como contra ex funcionarios y colaboradores personales.

Uno de los casos más resonantes involucra a Florencia, la hija menor de Néstor Kirchner y Cristina Fernández, quien seguirá sin cobrar su sueldo como directora de la sociedad que es investigada por delito de “lavado de activos”.

En el marco de la investigación contra la sociedad Los Sauces, vinculada a los Kirchner, el juez federal Claudio Bonadio volvió a bloquear el cobro de su sueldo como directora a la hija menor del ex matrimonio fuerte del país, al considerar “insuficientes” los argumentos de la defensa en relación al rol que cumple dentro de la empresa: una directora “sin funciones asignadas, sin carga horaria y con domicilio en Buenos Aires”. La misma medida tomó para el único empleado de la sociedad, Ramón Ángel Díaz, jardinero de la familia.

Según reportó la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) a la Justicia el año pasado, Florencia cobraba más de $ 60.000 por mes por su cargo en Los Sauces SA, que realizaba negocios inmobiliarios con los empresarios Lázaro Báez y Cristóbal López. La empresa se fundó en 2006 a nombre de Néstor Kirchner, Cristina Fernández y el hijo de ambos, Máximo, y con el fallecimiento del ex presidente, en 2011, la participación accionaria se dividió así: Cristina, 45%; Máximo, 32,5%; y Florencia, 22,5%.

Los datos a la Anses fueron solicitados en su momento por el fiscal Gerardo Pollicita, quien además había impulsado el embargo de las cuentas y la caja de seguridad de la ex presidenta, al entender que habría habido un intento de desviar el patrimonio de la ex jefa de Estado cuando se activó su indagatoria en la causa “Dólar Futuro”.

A su vez, el 15 de julio de 2016 el juez Julián Ercolini embargó U$S 4,64 millones de una caja de seguridad en el Banco Galicia a nombre de Florencia Kirchner, y el dinero que había en dos cajas de ahorro por U$S 1,032 millón y por $ 53.280.

Además, el juez Bonadio intimó a Florencia, a fines de julio pasado, a pagar la deuda de expensas que arrastra el departamento donde vive en la Ciudad de Buenos Aires. El “rojo” asciende a $ 44.000, correspondientes a todas las expensas de 2017. El administrador del consorcio hizo un reclamo ante la sociedad Los Sauces, dueña del inmueble, y la deuda tuvo que ser abonada por el interventor judicial. La propiedad (San José 1.111), está embargada. Florencia vive ahí junto con su hija Elena y dos mucamas.

Recaudador “K”

Héctor Adrián Capaccioli, ex jefe de la Superintendencia de Servicios de Salud y recaudador de la campaña presidencial de Cristina Fernández, afrontará dos juicios orales unificados por presunto “peculado” y por la denominada “mafia de los medicamentos”. Así lo resolvieron sendos tribunales orales federales, que dispusieron la tramitación conjunta de dos procesos, en fecha aún no determinada.

Capaccioli tenía asignado al Tribunal Oral Federal 3 una causa en la que está acusado del delito de “peculado”, por gastos de caja de la Superintendencia entre 2006 y 2008. Son compras de bebidas alcohólicas, comidas, ropa y otros gastos, en principio, sin relación con las funciones que desarrollaba.

El ex funcionario está procesado por “haber utilizado fondos públicos con el unívoco fin de sustraer esos caudales”.

Al mismo tiempo, en el Tribunal Oral Federal 5, Capaccioli está procesado junto con otros 13 imputados por “haber integrado una asociación ilícita destinada a cometer una serie de delitos tendientes a defraudar al Estado Nacional, cuanto mínimo a partir del año 2005”.

Se trata de la causa conocida como de la “mafia de los medicamentos”, un mecanismo que fraguaba gastos médicos de las obras sociales por las que el área de Capaccioli otorgaba reintegros por los altos costos de los supuestos tratamientos y medicamentos requeridos.

Los contenedores

El juez en lo Penal Económico Marcelo Aguinsky mandó a juicio oral al ex dueño de la empresa recuperadora de autos Lo Jack, a dos ex jefes de la Aduana y a otras siete personas procesadas en la causa “Mafia de los contenedores”, por hechos ocurridos en 2016.

Además, el magistrado resaltó en su fallo como “carente de sustento probatorio” la versión de la defensa de uno de los procesados de que el actual jefe de la Aduana, Juan José Gómez Centurión, tendría conocimiento de las maniobras.

Entre los enjuiciables figuran el empresario Oldemar Carlos “Cuqui” Barreiro Laborda, ex dueño de Lo Jack, y los ex jefes de la Aduana en el puerto Osvaldo Alberto Giacumbo y Edgardo Rodolfo Paolucci.

En cuanto a otros dos imputados con procesamientos, Sung Ku Hwang, alias “Mister Korea”, y Claudio “Mono” Minnicelli, cuñado del diputado “K” Julio De Vido, el juez no terminó la etapa de instrucción. Todos los enjuiciados tienen procesamientos por presunta asociación ilícita y contrabando agravado. (DyN/Infobae.com)

Comentarios