Juan Ortega fue 3° en la C-2, en una carrera con final electrizante

21 Ago 2017
1

AQUÍ ESTOY. Juan Ortega manejó con maestría su Renault Clio; peleó hasta el final por la victoria y logró subirse al podio. BH Fotos

“Cuando vi la bandera a cuadros pasó de todo por mi cabeza. Lo bueno, lo malo vivido; los años de trabajo y esfuerzo, el apoyo de mi familia y de mucha gente para que yo pueda correr.” Horas después de finalizar en el tercer lugar de la fecha 8 de la Clase 2 del Turismo Nacional, Juan Ortega aún sentía emoción. Apenas terminada la carrera e instalado en el podio, ya se había quebrado ante las cámaras de la televisación en directo. El piloto del Renault Clio estuvo “a nada” de ganar. De hecho, a metros de la meta, estuvo en la punta por algunos segundos. Finalmente, su puesto final igual lo dejó satisfecho.

“Me hacía falta un resultado así, me da un envión importante” agregó “Juanoso”, que encabezó la cosecha tucumana en Toay. La carrera fue ganada por el santafesino Alejandro Bucci (Ford Fiesta), que volvió a convertirse en líder del certamen, con 175 puntos. Y terminó 2° el puntano Marcos Fernández (Renault Clio). Entre los tres primeros armaron un final trepidante y terminaron separados apenas por 382/1000 y 599/1000.

Pablo Ortega fue otro tucumano destacado: terminó 7° con un Fiat Palio en la pista, y luego de una reclasificación por las sanciones impuestas por el comisariato deportivo, quedó 5°. “Queda claro que no tuve un auto tan rápido como en la serie. Fue una carrera muy rápida y tuve que esforzarme para no ceder posiciones”, contó “Pabloso”, 4° en el torneo con 144 puntos.

Maximiliano Bestani terminó 8° en pista con un Renault Clio. Pero fue recargado con dos puestos por maniobra peligrosa sobre el santafesino Ever Franetovich (Clio), con lo que fue 10°. “No hubo intención. Pese a la medida, el resultado es bueno para mí.”

Lucas Mohamed, que partió 31°, finalizó 16° con un VW Gol Trend. “Por el puesto en que largué, no se podía pedir más. Al final, no veía nada porque una pérdida de aceite iba a parar al parabrisas. Perdí dos puestos por eso.”

Bernardo Ortega (h) abandonó a una vuelta del final con su Clio. “No podía girar a la izquierda por efecto de un roce. Y apareció una falla eléctrica. Igual, sumé buena experiencia.”

La próxima fecha, el 17 de septiembre, en Viedma (Río Negro).

Comentarios